LOS DALEKS Y LA FILOSOFÍA MORAL

13 agosto 2012

Hola a todos/as...! Ya falta poco para descubrir la fecha del esperado estreno de Doctor Who en BBC One, que previsiblemente dará comienzo en los primeros días de Septiembre. Hoy tenemos para vosotros, (antes de meternos de lleno en la Séptima Temporada), un artículo que nuestra amiga Arya Whosick descubrió en "University of Cambridge" y que Valeria Sabater, como buena companion y fiel seguidora de nuestra Web, quiso traducir para Papel Psíquico. A éstas dos personas quiero agradecerles el apoyo mostrado, y a la vez, recordar a todos que no duden en enviarnos sus propuestas, ideas, artículos y demás cosas a; www.maseda18@papelpsiquico.com

Fotografia propiedad de:
St Edmund´s College, Cambridge 
LOS DALEKS Y LA FILOSOFÍA MORAL 
Por el Dr. Robin Bunce.

Desde que “Doctor Who” empezó, los espectadores siempre han observado a los Daleks aterrados desde detrás del sofá… Pero ¿Qué es lo que realmente nos da miedo de ellos? Un investigador de la Universidad de Cambridge dice tener la respuesta.

"Es curioso decirlo, pero de algún modo es así. Desde que apareció el primer Doctor en 1963, la serie ha sido internacionalmente conocida por una de las criaturas espaciales más ridículas que puedan existir; una raza superior de seres metálicos con cuerpo de pimentero, armados con un batidor de huevos y un desatascador… Es la representación del infierno que se alza victorioso sobre todo el espacio intergaláctico".

Y aunque parezca ingenuo, durante casi 50 años han sido los principales enemigos del Doctor, trayendo el miedo a los espectadores con su famoso grito de guerra: “!Exterminar!”, convirtiéndose como su protagonista, en un auténtico icono de la cultura británica.

Para muchos que han seguido la serie desde niños -escondidos detrás del sofá- hasta la madurez, saben que la aterradora figura de los Daleks ha sido como un ritual de paso en sus vidas, algo que ha venido a llamar la atención de un académico de Cambridge: el doctor Robin Bunce, quien habituado a investigar temas sobre la historia del conocimiento, se ha decidido por fin a indagar sobre la figura de estos míticos personajes de la ciencia-ficción, que un día, invadieron la pequeña pantalla con tanto éxito e impacto sobre los televidentes de varias generaciones.

Según él, la respuesta a este miedo no está en absoluto en su apariencia, ni siquiera en sus voces metálicas. Los Daleks nos impresionan porque sus figuras ofrecen una especie de lección moral a nuestra conciencia como humanos. Nos aterrorizan porque vienen a representar ese concepto de maldad del que ya hablaban filósofos como Sócrates o Kant: son una visión de lo que nosotros mismos podríamos llegar a ser en un futuro. Reconocemos que los Daleks fueron mejores en un pasado, pero su evolución como especie los ha llevado a una maldad intrínseca y glacial, ahora son despiadados, son sesos asexuados encerrados en una máquina metálica, no saben reír y no piensan en ellos mismos como individuos –afirma el Doctor Bunce-  son la pesadilla de lo que podría ser nuestro propio porvenir: “criaturas vacías de todo aquello que para nosotros, es ahora tan querido.”

Los Daleks son quizá uno de los mayores éxitos de “Doctor Who”. Desde su aparición han ido tomando fuerza en la serie hasta convertirse en un fenómeno nacional. 
La “Dalekmanía” es un término asociado a lo mecánico, a los robots… y que incluso tiene su propia entrada en el diccionario inglés de Oxford.

Casi medio siglo más tarde, su popularidad ya no es tan elevada, y en 2008 varios estudios demostraron que sólo el 53% de los niños los reconocía; aunque en 2010 la revista de ciencia ficción “SFX” votó a los Daleks como el mayor monstruo de todos los tiempos, por encima incluso de Godzilla ó Gollum.

El Doctor Bunce argumenta que los Daleks son la representación del mal más poderosa dentro de toda la iconografía de alienígenas, y que el hecho de parecernos tan aterradores, es precisamente por esa idea universal de la maldad, por su oscura moralidad: criaturas racionales que han perdido su capacidad de sentir, de amar, de soñar, retirándose en unas carcasas metálicas donde sus emociones se marchitaron. “De alguna forma, tememos convertirnos en ellos.

Para los espectadores de 1963 que vivían los días posteriores a la Crisis de los misiles de Cuba, encontraron en la figura de los Daleks una relevancia mucho más impactante de la que nos puede transmitir hoy en día. La superficie del planeta Skaro puede reflejar muy bien una metáfora de la propia Tierra destruida por la guerra nuclear: una destrucción selectiva donde sólo desaparecen personas y animales, pero no edificios u otras infraestructuras… Los Daleks representaban muy bien las pesadillas que la humanidad tenía entonces.

El Doctor Bunce concluye diciendo que los Daleks vienen a ofrecernos una lección de filosofía moral: “La lección de todo esto es que el auténtico avance de la humanidad vendrá dado por su progreso moral, por su imaginación, por sus emociones, su empatía… y no únicamente por su racionalidad.”

Los Daleks no lo hicieron y de ahí viene su malignidad. Un tipo de maldad que, de hecho, los ha llevado al más fabuloso de los éxitos en la iconografía de la televisión y la ciencia-ficción.  



EPISODIOS ONLINE POR TEMPORADAS (VOSE, CASTELLANO, LATINO) EN HDFULL:  


Temporada 1 Temporada 2 Temporada 3 Temporada 4 Temporada 5 Temporada 6 Temporada 7 Temporada 8 Temporada 9 Temporada 10 Especiales