CARTA A DONNA NOBLE

10 abril 2013










¿Cómo olvidarte? El tiempo, para la humanidad, discurre imparable con su murmullo complaciente y ordinario… somos capaces de grandes cosas, lo sabemos, pero muchos de nosotros estamos hechos de esa materia que inflama y encandila a la vez, ese tejido hilvanado de sueños con el que arroparnos en nuestras horas de soledad, de libertad, porque al igual que a tu abuelo, querida Donna, nos gusta atender el cielo en esas noches despejadas para buscar un “no se qué”, para dibujar en su oscuridad indescifrable la flamígera línea de las constelaciones, susurrar deseos imposibles ante las estrellas fugaces ó soñar con una cena en la Luna a la luz de la Tierra… esperando a  que algo ocurra, por que no, a que nuestra vida cambie… esperando quizá lo mismo que te ocurrió a ti, Donna Noble.

Tú fuiste la mujer más importante del universo y ni siquiera lo recuerdas… por eso escribimos hoy en tu honor, en tu memoria, esa que un día te arrebató el Doctor para protegerte, haciendo escapar de tu mente tantos sueños y aventuras vividas, tantas mundos y logros alcanzados con tu genio y valentía.
Qué grande fuiste…

Nos cruzaremos contigo y ni tan solo podremos dirigirte la mirada, hemos de protegerte con nuestro silencio fingiendo no saber quién eres… Tú, que un día salvaste nuestras vidas, a ti, por quien se alzan canciones en recónditos mundos de estrellas cenicientas, ciudades de cúpulas de marfil ó civilizaciones de nombres impronunciables más allá de las Cascadas de Medusa.

Llegaste a nuestras vidas vestida de novia y asomando ya tu enérgico carácter: “¿Quién eres tú, dónde estoy, quién te ha pagado para secuestrarme?... fueron tus primeras palabras, y puede que durante los primeros minutos muchos se quedaran desconcertados ante el tono de tu voz y tu fuerte personalidad… Pero era imposible no reír ante cada una de tus palabras, de tus gestos, de tu atractivo…. Y es que tú, Donna, jamás recibiste ni una sola orden del Doctor, fuiste su igual, tú le desafiaste y lo guiaste, con nadie se rió tanto ni sintió tanta camaradería.



Vuestros juegos de palabras, bromas y miradas eran como el arco de ese violín capaz afinar las cuerdas de las más grandes carcajadas, erais geniales;  y memorables fueron muchos de vuestros instantes: como ese en el que tú, Donna, le pediste al Doctor que no dejase Pompeya sin salvar a alguien, solo a unos pocos dijiste, y gracias a tu insistencia rescató de la muerte a la familia de Quintus.
Y emocionante ese momento en “Compañeros del crimen” cuando la casualidad hizo que os volvierais a reencontrar, tú tras el cristal de una puerta llamando su atención, y él tras una ventana hablando por gestos contigo.

Imposible no reír, y es que todos pudimos apreciarlo: el Doctor recuperó toda su felicidad contigo después de haber perdido a Rose. Bien es cierto que Martha Jones fue alguien muy importante para él, recorrió la tierra llevando el mensaje del Doctor, y gracias a su fe pudo vencer a “The Master”; pero la sombra de Rose siempre fue estuvo entre ambos, invisible pero persistente, distanciándolos y rompiendo poco a poco el corazón de Martha hasta que decidió dejarlo… En cambio tú, con tu carisma y optimismo, fuiste ese apoyo vibrante que tanto necesitaba.

Siempre quisiste verlo feliz, y nadie se alegró tanto cuando Rose volvió de la otra dimensión para reencontrarse con él. Y es que te cuesta admitirlo, dices que no eres más que una secretaria eventual de Chiswick, “nadie especial”, pero el Doctor intuyó de inmediato que no eras esa mujer cualquiera, junto a él fuiste capaz de cosas hacer grandes cosas, de demostrar toda tu valentía, tu compasión y tu infinita energía… Y por eso los Ood aún cantan tu canción.



Russell T. Davis supo muy bien cómo construir tu personaje y lo que te envolvía: siempre dio mucha importancia a las familias de las companions, y la tuya fue sin duda una de las más especiales: tu madre y su genio, ese que sin duda heredaste, y tu abuelo, el querido Wilfred Noble, quien te inculcó esa curiosidad y sus ansias de aventura, porque ¿Quién no sueña con pequeño viaje a 1912 para ver zarpar el Titanic, surcar los océanos con el Nautilius o escapar de la monotonía de una tarde de domingo para averiguar si hay vida en Marte?
Wilfred te apoyó y fue feliz sabiendo que ibas con él durante todo ese tiempo, aguardando pacientemente tu regreso mientras escudriñaba las estrellas a través de su viejo telescopio.

“Busca a alguien, no viajes solo” le dijiste al Doctor en tu primera aventura cuando rechazaste su invitación, pero más tarde te arrepentiste e hiciste lo posible por encontrarle porque hay cosas que merecen ser vividas, sin duda, y más con ese alienígena de sonrisa  perfecta y  acento del Norte (porque todos los planetas tienen su norte), que dispone de una caja azul donde se contiene todo el tiempo y el espacio.

“Brixton, Brixton, Winston Churchill-Winston-Churchill…”

Tu mente ardía cuando adquiriste la conciencia de los Señores del Tiempo, tu vida corría peligro y, sin embargo, muchos soñamos durante un momento en cómo habría sido esa conjunción perfecta entre tu sensibilidad e ingenio con la naturaleza de un Lord Time. Pero no pudo ser…
Puede que sea injusto por parte del Doctor el haberte borrarle todos los recuerdos: todo lo que fuiste, todo lo que hicisteis, todo lo que viste…. Es algo realmente terrible porque diste lo mejor de ti  estando a su lado, fuiste una mujer increíble viajando con el Doctor y todas esas aventuras, se perderán. Fuiste brillante, Donna Noble, la mujer más importante de todo el universo. Se cantan canciones en tu honor, serás recordada por todos a los que salvaste en la distancia y en el tiempo...
Pero él, el Doctor nunca ha tenido una despedida tan desoladora. Ni siquiera le queda el consuelo de que puedas recodarle.



Nosotros, como él, nos conformamos con saber que eres feliz ahora como Donna Temple-Noble, sabemos también que fuiste agraciada con un billete de lotería… la suerte a veces es tan inesperada como acertada ¿no lo crees? aunque es posible que de vez en cuando, al mirar hacia las estrellas en la inmensidad de esas noches despejadas, sientas un pequeño vacío… una tibia tristeza a la que no puedes poner nombre ni forma, una nostalgia perfilada tal vez en forma de cabina telefónica, no lo sabemos…

Lo único que podemos decirte querida Donna, es que te queremos y que jamás podremos olvidar a la mujer más importante del Universo, y la mejor amiga del Doctor…








Artículo de Alicia Winter para Papel Psíquico.

8 comentarios

Escribir comentarios
Flo =)
AUTHOR
10 abril, 2013 delete

Hermoso artículo.. un gran homenaje a Donna **

Responder
avatar
10 abril, 2013 delete

Precioso!!!!!!!

UN gran aplauso a Alicia Winter y para la gran Donna

Responder
avatar
11 abril, 2013 delete

Estupendo... pero, ¿odiado Wilfred? Imagino que será por provocar el sacrificio y regeneración del Doctor, pero jamás le odié por eso. Hubiese muerto él de estar la decisión en su mano...

Responder
avatar
11 abril, 2013 delete

Exacto Roedecker, hemos puesto también "odiado" no para odiarlo realmente, en ésta ocasión se entiende que la palabra está relacionada a la muerte del Doctor (que tampoco es culpa suya), de todas formas lo hemos arreglado, gracias y un saludo!

Gracias a todos/as por los comentarios!

Responder
avatar
Arri
AUTHOR
13 abril, 2013 delete

Precioso. Enhorabuena!!!

Responder
avatar
Berns!
AUTHOR
15 abril, 2013 delete

Dona siempre fue lo que el doctor necesito,un camarada.
Hermoso post,ya lo compartí con todos mis amigos #TeamDonna

Responder
avatar
Dynara
AUTHOR
15 abril, 2013 delete

Muchísimas gracias por este homenaje tan sentido y especial. Para mi Donna fue la mejor acompañante del doctor, por fin un personaje real con sus virtudes y defectos, una persona con un físico real y no la típica niña mona para encandilar al público masculino de la serie...un personaje con su historia, su pasado, sus complejos...y sus valentías. Me encantó este personaje y su final me pareció cruel, demasiado cruel...te queremos Donna Noble...SIMPLEMENTE INIMITABLE.

Responder
avatar


EPISODIOS ONLINE POR TEMPORADAS (VOSE, CASTELLANO, LATINO) EN HDFULL:  


Temporada 1 Temporada 2 Temporada 3 Temporada 4 Temporada 5 Temporada 6 Temporada 7 Temporada 8 Temporada 9 Temporada 10 Especiales