TOM BAKER: LICENCIA PARA ASOMBRAR.

20 junio 2013

Por Alicia Winter | Fecha: 20-06-2013
Cada vez que visitaba un colegio o que me fotografiaba con un niño, había una cosa que me gustaba hacer y que a ellos les encantaba; ponerles mi sombrero, el sombrero del Doctor... Luego llegaba a casa y me daba cuenta de que estaba lleno de piojos. Me pasé una gran parte del tiempo con piojos en la cabeza..." Tom Baker.    

1. Monje, soldado, obrero y Señor del Tiempo.

Es difícil explicar qué tiene realmente Tom Baker para haber encandilado de tal forma a varias generaciones y de conseguir además, que las nuevas “hornadas de whovians”  miren su figura con inmenso respeto sin conocer a penas sus episodios. Ha sido elegido en numerosas ocasiones como el mejor Doctor, incluso sigue apareciendo en numerosos ránkings británicos como uno de los personajes más excéntricos.

Sea como sea los datos están ahí: No hay tienda especializada en la serie en la que no falte el merchandising relacionado con él, sigue siendo muy rentable, mucho…la gente lo busca y todos ansían hacerse una foto con esa imagen tamaño real de cartón que suelen poner en las tiendas, o de enrollarse al cuello su kilométrica bufanda.

Baker comenta a menudo que nunca fue realmente feliz hasta que empezó a interpretar Doctor Who. Su origen es muy humilde, nació en Liverpool y sus padres nunca estaban demasiado por casa… quizá por ello pensó que no estaría mal ordenarse monje y proseguir con esa vida de soledad e introspección, dejarse una larga barba y pasear por las salas de oración, pero luego se lo pensó mejor y se dijo a sí mismo que sería más divertido entrar en el ejército… Pero una vez en la Royal Army le picó el gusanillo del teatro, era inevitable… Su espíritu juguetón era mucho más grande por dentro que por fuera, y él, un hombre demasiado inquieto como para seguir interpretándose únicamente a sí mismo. Trabajó en la compañía de Laurence Olivier e hizo un par de películas, pero las oportunidades no llegaban muy a menudo y durante varios años, hubo de mantenerse con un empleo de obrero de la construcción.



Hasta que Bill Slater, directivo de la BBC en 1974 decidió llamarlo tras recordar su fabulosa interpretación en una obra de teatro. Le hicieron unas pruebas y todo quedó resuelto de inmediato: ya disponían de nuevo Señor del Tiempo. Llamaron a la prensa y Tom Baker hubo de presentarse ante los medios con sus humildes ropas pero con las más fantásticas de las sonrisas. No hubo dudas. Era el Doctor.
Siempre he pensado que el tiempo que estuve en Doctor Who, fue la mejor parte de mi vida, un éxtasis absoluto… Lo demás, lo que hubo antes y después, solo fue confusión y decepción. La vida es realmente aburrida cuando uno ya no es el Doctor"    
La verdad es que no soy un actor cualquiera. Siempre me he visto a mí mismo como un artista que hace reír a la gente, porque la risa es una forma de aprobación. Y eso es todo lo que siempre he querido hacer: dar felicidad. Y los fans siempre me han librado de las tinieblas"      
Doctor Who siempre he sido yo, de verdad"  Tom Baker.                                                            
2. Un tipo excéntrico con bufanda kilométrica

Tom Baker, set de rodaje
Cuando Tom llegó al plató de rodaje de Doctor Who hubo varias cosas que no le gustaron… Estaba sustituyendo a John Pertwee, el cuál, según el propio Baker era un “sabelotodo insufrible”. Los guiones estaban todavía adaptados a la figura de Pertwee, no tenían ritmo ni consistencia ¿Dónde estaba ese humor con el que divertir a la auténtica clase media, esa clase trabajadora y normal que se sentaba con sus hijos los sábados por la tarde a ver Doctor Who? Tom lo tuvo claro, tenía el genio y el carácter suficiente para dar su opinión, para sugerir pequeñas ideas e interesantes cambios.

Empezó sacando partido de sí mismo: Ese cabello abundante y de rizos desordenados tenían bastante gracia, era como un payaso de circo que no ha tenido tiempo de peinarse. ¿Y esos ojos? Grandes, expresivos y con el brillo juguetón de la locura y el descaro. Ensayó sus sonrisas, su voz y su forma de hablar, debía ser lo bastante llamativo para que cualquier niño quedara con la boca abierta. Debía transmitir dinamismo, encanto y locura… No era complicado.

James Acheson era su diseñador de vestuario y el responsable de sugerirle que tal vez, le quedaría bien una bufanda. Se la encargaron a una tejedora: Begonia Pope, a quien le dieron mucha más lana de la necesaria por si había algún problema. La mujer pensó que debía hacer una bufanda con toda esa lana, así que la aprovechó toda elaborando una verdaderamente kilométrica. Todo el equipo quedó asombrado… Excepto el propio Baker, que de inmediato la tomó para darle varias vueltas sobre su cuello y mirarles con expresión teatral: era lo que le faltaba al Doctor…¿o no?

Sarah Jane: Oh, mírate…!Estás siendo infantil!”
Doctor: "Bueno, por supuesto que estoy siendo infantil! No tiene sentido ser adulto si no puede ser infantil a veces".               Doctor Who - Robot.      
Lester: ¿Por qué no nos limitamos a esperar aquí?
Doctor: No, no… Creo que mi idea es mejor.
Lester: ¿Sí? ¿Y cuál es su idea?
Doctor: No lo sé todavía. Ese es el problema con mis ideas - que tardan un poco en aparecer. Doctor Who: “La venganza de los Cybermen”     
Andred: Pero, usted tiene acceso a todo el conocimiento del universo, ¿No es cierto?
Doctor: Oh, desde luego, a veces suelo hablar conmigo mismo” Doctor Who: “La invasión del Tiempo”.

4. Jelly Babies, K9 y 10 millones de espectadores.



“¿Quieres una gominola?”... Ésa fue una de las frases más conocidas de Tom Baker. Eran los años ochenta y la serie se hallaba en la cumbre de su éxito tanto en Europa como en EEUU. Empezaban a hacerse convenciones y la presencia de Tom Baker era requerida en la mayoría de los eventos. Su imagen vendía, vendía casi tanto como los propios Daleks, contaba con diez millones de espectadores cada sábado por la noche y la mayoría de las escuelas británicas aguardaban a que el cuarto Doctor les visitara.
Pero trabajar con Tom no siempre era fácil para los responsables de la serie: era un hombre con una visión muy clara de cómo debía ser “su Doctor”, solía aportar ideas a los guiones y no siempre estuvo a gusto con los/as companions que elegían para él… empezando por el icónico perro de hojalata: K9.
Solía estropearse cada media hora, los actores tropezaban con él y debían parar los rodajes continuamente, eso sin contar que el propio Baker siempre andaba con dolor de rodillas por la gran cantidad de veces que debía inclinarse sobre él para hablarle o repararlo…

Los mejores recuerdos de Tom se centran siempre en esos episodios en los que estuvo trabajando con Elizabeth Sladen (Sarah Jane), se procesaban una admiración mutua y se cuenta que fue ella la persona que más lo supo comprender… Tenía una idea muy clara de lo que deseaba ofrecer al público y no siempre fue respetado por los responsables de la serie.
De hecho, Tom Baker tuvo muchos problemas con el productor Graham Williams, quien finalmente decidió cambiarle el vestuario y girar la cabeza a todas y cada una de sus sugerencias, porque al fin y al cabo Tom sólo era un actor más en la serie, alguien que a pesar de haber tenido la suerte de conseguirse millones y millones de fans en todo el mundo, era un Doctor al que no tardarían en sustituir.
Entiendo que mi forma de ser les pareciese injusta a algunas personas en determinadas ocasiones, pero la verdad es que era yo quien siempre estaba con los niños, solía ir a las escuelas y firmé millones de tarjetas de cumpleaños. Mi deseo por estar cerca de la audiencia era incansable… Yo era un héroe. Era algo maravilloso, nunca me había sentido tan íntegro y satisfecho en mi vida que cuando interpreté a ese personaje ficticio” Tom Baker 


Y tú ¿Qué opinión tienes del cuarto Doctor?

 También te puede interesar; "¿Ha visto alguien al verdadero Tom Baker?"








Artículo de Alicia Winter para Papel Psíquico.
Fuente: Wikipedia. Doctor Who is © BBC.
Doctor Who España y Latinoamérica.


7 comentarios

Escribir comentarios
Hannibal
AUTHOR
20 junio, 2013 delete

Desde luego, lo q mas me gustaba de Tom Baker era su manera de sonreir, parecia estar loco, supo darle un aire mejor q el de sus predecesores. Ademas, estaban sus jelly babies, q las he probado, estan deliciosas!! La verdad es q el fue mi primer Doctor de verdad, solo que entonces no sabia muy bien q era. Ya conté mi historia de como conoci al Doctor, no quiero aburrir, has hecho un trabajo genial, Alicia.

Responder
avatar
20 junio, 2013 delete

Gracias Hannibal, la verdad es que somos muchos los que conocimos a Baker siendo niños, y, de alguna forma se convirtió en ese referente de infancia capaz de hacer que admiremos Doctor Who más aún. Tenía una mezcla adorable de locura y ternura que lo hicieron inconfundible. Ojalá que la BBC le dedique algún homenaje, algún documental... porque sin duda lo merece ;)

Responder
avatar
Arri
AUTHOR
20 junio, 2013 delete

Precioso Alicia!

Me hubiese encantado conocer de niña a Baker, sin duda podría haber sido "mi Doctor".
El primer capítulo de Baker que ví fue hace poco "The Ark in Space" y recuerdo la sensación, fue como cuando vi por primera vez con 5 años Star Wars, fue impactante, glorioso, y emocionante.


Responder
avatar
20 junio, 2013 delete

Yo no llevo vistos demasiados capitulos de Baker y ya me he enamorado de el, tiene ese algo en tu sonrisa que te hace no parar de sonreir

Responder
avatar
21 junio, 2013 delete

También fue mi primer Doctor. En Cataluña emitieron la serie por una autonómica en un época en que se dio mucha cancha a series de ciencia ficción y fantástico. Recuerdo que me encantó un episodio sobre dioses egipcios marcianos anticipándose a Stargate.

Responder
avatar
21 junio, 2013 delete

Para mi es el primer Doctor. Recuerdo con cariño los episodios que ví en la televisión catalana de niña. Para mi, se paraba en mundo a la hora de ver el Doctor Who.

Responder
avatar


EPISODIOS ONLINE POR TEMPORADAS (VOSE, CASTELLANO, LATINO) EN HDFULL:  


Temporada 1 Temporada 2 Temporada 3 Temporada 4 Temporada 5 Temporada 6 Temporada 7 Temporada 8 Temporada 9 Temporada 10 Especiales