La Ciencia del Doctor.

04 octubre 2013

Por Montse García  | 04/10/2013

Cuando oímos hablar de Doctor Who lo primero que nos viene a la mente es una cabina azul que viaja por el espacio y el tiempo. Y si se es un poco aficionado a la ciencia nos vienen a la cabeza conceptos como agujero de gusano, puente de Einstein- Rosen, universos paralelos…

El mundo ficticio de la serie Doctor Who no se ciñe a las leyes científicas básicas que gobiernan nuestro planeta Tierra, por eso el propio Doctor dice que ha estado en universos donde las leyes científicas estaban diseñadas por un loco, y por eso las posibilidades son ilimitadas. Pero Doctor Who no sólo es ficción, también es ciencia. Y es por eso que a lo largo de su larga trayectoria la serie ha tenido asesores científicos. Por ejemplo Kit Pedler, científico médico, divulgador científico y escritor de ciencia ficción. Fue contratado en 1960 por Innes Lloyd para traer un poco "ciencia dura" a la serie y fue, junto con Gerry Davis, el creador de los Cybermen.

También Paul Parsons nos trae la ciencia del Doctor en su libro; The Science of Doctor Who, con prólogo de Arthur C. Clark. Este periodista científico colabora asiduamente Nature, New Scientist y el Daily Telegraph. Fue durante años editor del premiado programa de ciencia y tecnología de la BBC Focus. Es autor de “50 teorías científicas”, “Como contactar con los extraterrestres” y su libro, “The Science of Doctor Who” estuvo nominado al Royal Society Prize for Science Books, el premio más importante de las letras inglesas para libros de divulgación científica. En esta obra intenta explicar si son posibles los viajes en el tiempo, lo que son los agujeros negros, que son los Señores del Tiempo y como se regeneran, como funcionarían los dos corazones del Doctor, compara los robots de la serie con la robótica actual, si sería factible hoy en día un destornillador sónico,… Toca muchos temas tomando como punto de partida la serie, como son la astronomía, la física, la biología o la teoría cuántica con ejemplos muy amenos y entendibles. Se nota que el autor es un enamorado de la serie. Lo único malo es que el libro es del 2006 y no se ha actualizado desde entonces.

Si buscamos algo más actual hemos de ver, aconsejaría el documental de la BBC America; The science of the Doctor Who emitido el 9 de agosto de 2012. En él Steven Moffat, junto con los físicos teóricos Michio Kaku y Jim Al Khalili y la científica espacial Maggie Aderin Pocock hablan de la posibilidad de viajar en el tiempo usando la Teoría Especial de la Relatividad de Einstein y los agujeros de gusano. Aquí está el enlace al video en inglés:


The Science of Doctor Who por Yggdraeniel

En nuestro país también se ha escrito algo sobre la ciencia del Doctor, encontramos el capítulo “¿Ciencia o ficción? Más allá del puente de Einstein-Rosen” muy interesante escrito por Mari Nieves Gálvez en el libro “Algo nuevo, algo viejo, algo prestado, algo azul” coescrito por ella misma con Marcos Muñoz.

Estos son sólo unos algunas de las obras de divulgación científicas del mundo de Doctor Who.

Para ayudarnos a entender algunos de estos conceptos Elizabeth Barber hizo un artículo muy interesante para www.csmonitor.com donde se aclaran algunos de estos conceptos que nos pueden parecer muy liantes a los no iniciados:

1.- El tiempo es subjetivo.

“La gente asume que el tiempo es una progresión estricta de causa y efecto, pero que desde un punto de vista no lineal y no subjetivo, es más como una gran bola de wibbly-wobbly, timey-wimey stuff.”

Esa es la explicación del Doctor por lo que respecta a la posibilidad de viajar en el tiempo. Pero antes de entrar en las aplicaciones más elegantes del tiempo subjetivo (como, por ejemplo, viajes en el tiempo), vamos a empezar hablando de un precepto básico.

El Doctor podría estar aludiendo a la teoría de la Relatividad Especial de Einstein, que dice que el tiempo no es la misma para todos los observadores.

Eso es porque la luz siempre viaja a la misma velocidad, 299.792.458 metros por segundo en el vacío, no importa lo rápido que se mueve con relación a la luz. Extraño pero cierto.

Como Albert Einstein señaló en 1905, la invariancia de la velocidad de la luz tiene algunas consecuencias extrañas, sobre todo cuando se trata de cosas que se están moviendo muy, muy rápido. Si la velocidad de la luz no se mueve, algo tiene que ceder, y ese algo es el espacio-tiempo. Al acercarse a la velocidad de la luz los objetos en movimiento se retraen o encogen, los relojes van más lento, y la simultaneidad, el concepto de eventos distantes que suceden en el "mismo" tiempo, carece de sentido.


Un astronauta que ha registrado el tiempo en el espacio, a toda velocidad a través del vacío a decenas de miles de kilómetros por hora o más rápido, es un poquito más joven que sus homólogos terrestres, lo que significa que tiene, más o menos, el tiempo del viaje. Pero para viajar realmente en el tiempo, tendríamos que hacerlo mucho más cerca de la velocidad de la luz, y la tecnología moderna no nos puede mover a estas velocidades ni, incluso, acercarnos a una fracción decente de la velocidad de la luz.

Por lo demás, un ser humano probablemente no podría sobrevivir a tales velocidades: un objeto acelerado a la velocidad de la luz tendría una masa infinita y requeriría una energía infinita, que no es un estado en que los seres humanos puedan sobrevivir. Además, eso sólo nos llevaría hacia adelante en el tiempo. Para ir hacia atrás en el tiempo, tendríamos que ir más rápido que la velocidad de la luz, que (hasta donde sabemos) es imposible. Nada, ni siquiera las partículas subatómicas, pueden ir más rápido que la velocidad de la luz.

2.- Los agujeros de gusano existen… teóricamente.

Pero ¿qué pasa con los agujeros de gusano? Doctor Who hace un amplio uso de los agujeros de gusano para saltar entre los tiempos y mundos. ¿Son estos caminos cómodos en el espacio-tiempo real?

Es posible. La teoría de la relatividad general de Einstein propone que grandes objetos con extrema gravedad pueden provocar distorsiones en el espacio-tiempo. En 1935, él y el físico Nathan Rosen propuso un posible producto de ese tipo de distorsión: el puente de Einstein-Rosen, un "camino" hacia atrás y hacia adelante en el espacio-tiempo.

Los físicos han explicado muchas veces el camino, ahora conocido como agujero de gusano, de esta manera: Imaginemos el espacio como una superficie bidimensional. Luego, doblar el "espacio" por el medio. Un camino entre lo que ahora son las hojas superior e inferior proporciona una ruta entre puntos que de otra modo son extremadamente distantes en el universo, o incluso en puntos entre universos. Eso es el agujero de gusano.

Por supuesto, el espacio plegado es tan fácil de encontrar como de imaginar. Además, hasta donde sabemos, en realidad, no es posible viajar a lo largo de esa hipotética ruta, como hacen el Doctor y sus compañeros. El primer problema es encontrar un agujero de gusano. De los agujeros de gusano se derivan implicaciones en teorías más amplias, lo que significa que ellos, también, son teóricos. Si bien es posible que existan estos prácticos túneles, ninguno ha sido visto. Además, el viaje en el tiempo a través de agujeros de gusano teóricos se enfrenta a un montón de problemas hipotéticos. Mientras que algunos físicos han utilizado la mecánica cuántica para proponer que la materia exótica podría estabilizar los agujeros el tiempo suficiente para que sean transitables, generalmente se piensa que estas súper-rutas a través del espacio-tiempo sólo existen durante un instante.


3. Los científicos se preocupan por la paradoja del abuelo.

En "El sonido de los tambores”, la némesis del Doctor, el Amo, utiliza una "máquina paradoja" para proteger al universo del colapso y ya el propio argumento es una violación de la lógica. La paradoja en cuestión es que los científicos están trabajando actualmente en: la paradoja del abuelo. La paradoja, descrita por primera vez por el escritor de ciencia ficción René Barjavel en 1943, es algo como esto: ¿Qué pasa si un hombre viaja en el tiempo y mata a su propio abuelo antes de que el abuelo tuviera hijos? Entonces, no existiría ese nieto. Y si el nieto nunca nació, ¿cómo iba a viajar en el tiempo para matar a su abuelo? En esquemas conceptuales de viajes en el tiempo, esa paradoja ha sido un punto pegajoso para los científicos.

En 2010, los físicos del MIT propusieron la que ha sido aclamada como una solución a la paradoja: Los principios de la teleportación cuántica y la post-selección, lo que significa que la realidad sólo puede aceptar ciertos resultados, y podrían limitar lo que un viajero del tiempo podía o no podía hacer (y que incluiría a matar a sus antepasados).

4.- ¿Es posible que nuestro universo no sea el único universo?

Todos sabemos que Rose se separa del Doctor en un universo paralelo: ahí está el universo al que los personajes esperan volver a, y otro en el que todo lo que podía salir mal salió mal.

Así que, ¿realmente existen universos paralelos? Si Hugh Everett estaba en lo cierto, entonces sí.

El mundo descrito por la mecánica cuántica es violentamente contrario a la intuición. A nivel subatómico, las partículas pueden existir en estados contradictorios al mismo tiempo. Un electrón, por ejemplo, puede existir simultáneamente en múltiples lugares. Pero en el momento que un científico mide precisamente la posición del electrón, la recopilación de las posiciones contradictorias se derrumba en un solo resultado.

Pero, ¿qué ocurre con los otros resultados? ¿Dónde se van? Y si un electrón puede existir en más de un estado, ¿qué pasa con algo más grande, como un gato?

La mayoría de los físicos creen que en la medición los otros podría-haber-sido estados son simplemente expulsados de la existencia. Pero el Dr. Everett, físico norteamericano que propuso por primera vez la teoría de los universos paralelos en la física cuántica, decía que seguían existiendo en otros universos.


Según hipótesis de los” muchos mundos” de Everett, cada vez que un contador Geiger detecta un neutrón en descomposición en un protón o un haz de luz se encuentra con un interferómetro, cada vez que se lanza una moneda o se elige un aderezo para ensaladas, cada vez que cualquier tipo de medida en el mundo físico es tomada, el universo se divide en dos. La realidad está constantemente expandiéndose y con cada ramificación convirtiéndose en un universo alternativo, con su propio futuro.

La teoría de Everett no es la única teoría de la predicción de múltiples universos. Otra propuesta dice que el universo es infinito, pero que la forma en la que la materia se puede organizar sigue siendo finita. Eso significa que los arreglos deben repetirse, y eso es igual a los universos paralelos. Otras teorías sugieren que nuestro universo es sólo una burbuja en una colección de otros universos burbuja, o de que la nuestra es sólo una membrana en lo que puede ser imaginado como una capa tras otra de membranas, como un corte transversal de una cebolla.

Al mismo tiempo, no todos los científicos están de acuerdo en que hay múltiples universos. Otras teorías del universo (y del universo que, en singular), dicen que la idea de multiversos es pura ficción.

 5.- Los recuerdos son también cosas “wibbly, wobbly”.

En Doctor Who, los personajes recuerdan lo que nunca sucedió y se olvidan de lo que hicieron, por lo general a causa de alguna trampa de la ciencia ficción. Pero en la vida real, no se necesitan efectos especiales: los recuerdos se pierden, se inventan y revisan todo el tiempo.

Esto se debe a que los recuerdos de experiencias son en realidad sólo las asociaciones de varios elementos, incluyendo objetos, el espacio y el tiempo, que están codificados en los cambios bioquímicos en las neuronas del cerebro. El paquete total que conlleva un recuerdo se llama un engrama.

Sin embargo, las asociaciones que componen el engrama pueden ser suplantadas con otras asociaciones, creando una memoria falsa. Por ejemplo, investigadores del MIT (Massachusetts Institute of Technology) hicieron creer a ratones de laboratorio que habían recibido una descarga eléctrica en una habitación, cuando el trauma realmente había ocurrido en una habitación diferente. Para lograr esto, los investigadores activaron las células del cerebro involucradas en el recuerdo de la habitación donde no habían sufrido la descarga, cuando en realidad los ratones fueron trasladados a una habitación diferente y sorprendidos allí. Los ratones, entonces, asociaron el peligro con la habitación segura. De hecho, se creó un recuerdo apócrifo de un evento que nunca ocurrió.


Los investigadores sugieren que los recuerdos humanos son igualmente susceptibles de ser mezclados y cambiados.

6.- ¿Es posible esconderse a la vista de todos?

No podemos confiar en nuestros recuerdos, y no siempre podemos confiar en nuestros sentidos, tampoco. La TARDIS genera lo que se conoce como un filtro de percepción, por lo que la gente que pasa, simplemente la asimila en su entorno sin tener que preocuparse de ello. En un episodio, un filtro de percepción encubre todo el segundo piso de una casa.

Pero lo que aquí se llama filtro de percepción es simplemente una versión extrema de uno de nuestros mayores problemas cognitivos: No se puede observar todo. Hay trucos de magia que son famosos por aprovecharse de esta debilidad humana. La mayoría de la magia ilusionista trabaja en esta dirección, dirigiendo nuestra atención lejos de la mecánica del truco y más hacia lo mágico.

7.- Estar demasiado enchufado a la Red puede hacernos vulnerables.

Aunque no es probable que un alien vaya a utilizar la red de satélites para robar nuestras caras mientras vemos la televisión, o construir una red wifi para enganchar nuestras identidades personales literalmente (o almas), el concepto se basa en una verdad evidente o simplemente hacer una “Red Arcángel “ como hizo el Amo para hipnotizar a la humanidad.

En la actualidad se sabe que la Agencia de Seguridad Nacional Americana lee nuestros textos y Google lee nuestro correo electrónico. Un inicio de sesión en una red wifi no segura puede fácilmente comprometer nuestras cuentas personales y nuestra información. Con demasiada frecuencia, los piratas informáticos acceden a sitios web privados y rastrean nuestros datos del móvil o del portátil.



"Vivimos en una sopa de wifi" dice el Doctor y, en alguna medida, esto puede ser peligroso.

Se ha de practicar una navegación inteligente al usar una red wifi pública. Para medir el nivel de seguridad en un sitio web, comprobar la "S" (para la navegación segura) en "HTTPS", evitando iniciar sesión en múltiples cuentas o escribiendo información personal, y mantener un buen firewall o tener un buen antivirus. Para evitar ser rastreado a través de un teléfono móvil se puede quitar la batería (apagarlo es insuficiente) o quitar el GPS del móvil. O considérese la posibilidad de almacenar la información personal en un USB portátil, no en una nube (cloud). Toda precaución a veces es poca.

Espero que todas estas explicaciones os sirvan para ver que no todo es ficción, también hay ciencia en nuestro Doctor.







Artículo de Montse Garcia para Papel Psíquico.
Fuentes: - Wiquipedia. - Goodreaders. - tardis.wikia.com -
Seven science lessons from Doctor Who by Elizabeth Barber en www.csmonitor.com. -
Imagen agujero de gusano: www.ojocientifico.com 

3 comentarios

Escribir comentarios
Anónimo
AUTHOR
05 octubre, 2013 delete

alguien me puede decir un lugar donde ver la serie clasica subtitulada que no se mundo who ya que solo tiene las dos primeras
gracias:)

Responder
avatar
Anónimo
AUTHOR
06 octubre, 2013 delete

Puedes ver la serie clásica en " Classic vortex" :D

Responder
avatar


EPISODIOS ONLINE POR TEMPORADAS (VOSE, CASTELLANO, LATINO) EN HDFULL:  


Temporada 1 Temporada 2 Temporada 3 Temporada 4 Temporada 5 Temporada 6 Temporada 7 Temporada 8 Temporada 9 Temporada 10 Especiales