Terry Nation, el padre de los Daleks

10 febrero 2014





"Cuando la BBC me propuso que creara unos enemigos para una serie de televisión llamada Doctor Who, supe de inmediato lo que quería. Tenía que ser algo mecánico. Algo simple pero a la vez espantoso. Una vez había visto a unos bailarines del estado de Georgia que me impresionaron bastante: vestían una especie de faldas largas y rígidas que les obligaban a andar despacio, muy despacio. Se deslizaban por el suelo. Era horroroso. Ése era el movimiento que quería para los Daleks."

Hace casi veinte años que perdimos a Terry Nation. Pero el tiempo no olvida a los grandes hombres hacedores de sueños y pesadillas, y quizá por ello, en el 2013 y aprovechando el aniversario de Doctor Who, se le rindió el mejor de los homenajes: la sociedad de Llandalf, ese pequeño barrio de Cardiff donde nació este guionista y novelista, decidió inaugurar una placa con su nombre, homenajeando al padre y creador de los Daleks. Se trata de una preciosa placa de color azul, muy similar a la que se alzó hace cuatro años en honor a otro gran escritor de la zona, Roald Dahl: autor de Charlie y la fábrica de chocolate o Matilda.

Tal vez la ciudad de Cardiff tenga algo especial, son pocos los habitantes que no se sienten orgullosos de Doctor Who, de estar tan íntimamente unidos a la serie, y en especial, a ese vecino que un buen día sacó de su mente uno de los personajes más icónicos de la cultura británica. “De pequeño siempre iba con un cuaderno apuntando cosas”-comenta uno de los vecinos de Llandalf de más edad- era muy malo en los estudios, es verdad, pero tenía mucha imaginación”.

Años de guerra, tiempo de inspiración 

Hay quien ve en los Daleks una curiosa metáfora de la cultura de exterminio que caracterizaba a la Alemania nazi. Sus visores incluso, recuerdan a esos cañones mecánicos de los tanques que tanto pavor nos causan cuando uno se encuentra en su punto de mira. Y es que el pequeño Terry creció en las noches oscuras de la Segunda Guerra Mundial, cuando siendo hijo único, debía ayudar a su madre en sus tareas de vigilancia antiárea.

Solía pasar parte del día en los refugios leyendo como un maníaco y escribiendo con desesperación para olvidar, para escapar del sonido de las bombas y del miedo por perder a ese padre que luchaba en el frente. Cuando Terry Nation se describía a sí mismo solía utilizar muy pocas palabras “Solo soy un niño de la guerra”.

De la comedia a la ciencia ficción

Cuando terminó la guerra, Inglaterra emergió de sus cenizas renovada y con ganas de devorar el mundo. Londres estaba entonces en pleno apogeo: la música, la moda, el arte, la literatura, el cine… las ideas reverberaban con más pasión que nunca, y Terry Nation, quería formar parte de esa explosión cultural. Dejó Gales y viajó a ese Londres resucitado con varios guiones bajo el brazo. Quería trabajar en la radio, hacer comedias. Pero la aventura no fue bien, y durante un tiempo, hubo de pasar penurias y bastante hambre. Fue un mal momento que no le gustaba recordar."

Finalmente recibió una propuesta de una nueva e incipiente empresa “Scripts Associated Londres (ALS)”, buscaban jóvenes escritores de comedia. Le pidieron un guion, así que se puso manos a la obra y, esa misma noche Terry escribió uno al completo y lo entregó de al día siguiente. Lo contrataron. Ese fue su primer programa de radio, duró quince semanas y fue un éxito. “Escribir comedia es la tarea más difícil del mundo." Comentaba Terry Nation. “Hacer reír es más difícil que hacer llorar”, fueron unos años de prueba para sí mismo, un tiempo en el que probar todos los estilos hasta descubrir, que la comedia no le hacía verdaderamente feliz. Le aportaba éxito, fama dinero. Pero él no era un cómico.
Era un escritor y prefería el misterio y el terror…



Los demonios de sus alcantarillas: los Daleks 

Tal vez siempre habían estado allí. Aguardando. Como demonios que aguardan pacientes el día de su resurgimiento. Terry Nation hubo de aguardar unos años aún a que sus más famosas criaturas tomaran forma desde las alcantarillas de su imaginación, ahí donde había dejado sus miedos de infancia. Primero llegó el matrimonio: Kate, una estudiante de piano del Royal College of Music. Y su hija, Rebecca. Más tarde llegaron los tiempos en que la televisión, era ya el medio de comunicación con más fuerza en Gran Bretaña… y llegó también ese día en que pudo por fin dejar la comedia, porque la televisión necesitaba nuevas ideas, nuevas historias de aventuras, dramas, ciencia ficción y fantasía. Era su oportunidad.

“Necesitamos un villano, pero no un simple villano. Tiene que ser el archi-enemigo del Doctor ¿entiendes? Sidney Newman, el creador del programa, no quiere monstruos ni bichos. Quiere algo nuevo. Una raza alienígena que aterre a los niños… ¿Puedes hacerlo Terry?”

Desde luego. Y Terry Nation lo hizo. No tuvo más que buscar en sus propios terrores de infancia, en aquello que en esencia, todos tememos: en una civilización corrompida, degenerada y escondida en un cuerpo metálico. Una raza donde las emociones son repudiadas porque representan fragilidad. No le costó demasiado crear el primer guión, hacía tiempo que esa idea residía ahí, en las alcantarillas.

Les dio un nombre inventado, uno corto y rotundo. Aunque años después descubrió con agrado que Dalek, en serbocroata significaba “distante”. 

Más tarde, Raymond Cusick, una vez leído el texto, solo tuvo una hora para presentar a la BBC la maqueta de cómo eran los Daleks. Ante él tenía un bote de pimienta y no lo dudó. ¿Por qué no? En cierto modo tenían muchas similitudes con las descripciones de Terry…

Y el éxito, cómo no, fue rotundo.









Publicado por Valeria Sabater para Papel Psíquico.
Doctor Who is © BBC.


EPISODIOS ONLINE POR TEMPORADAS (VOSE, CASTELLANO, LATINO) EN HDFULL:  


Temporada 1 Temporada 2 Temporada 3 Temporada 4 Temporada 5 Temporada 6 Temporada 7 Temporada 8 Temporada 9 Temporada 10 Especiales