Review Doctor Who: El día de la madre

04 mayo 2014


REVIEW de Guillermo Bermúdez

Hace un par de meses aparecía en la plataforma LANZANOS, una de las alternativas patrias a Kickstarter, el anuncio de un nuevo proyecto que hacía las delicias de todos los fans de Doctor Who en España: se estaba recaudando dinero para un nuevo proyecto de Vision Factory llevando por título "El Día de la Madre". Por fin, hoy se estrena en la plataforma Youtube el esperado minisodio. Lo desglosamos para vosotros desde Papel Psíquico (ahora con un 80% menos de spoilers).

El poder de uno, el poder de todos. Preparándose para el 2015

Ni que decir tiene que el crowdfunding se ha establecido como uno de los métodos más populares para recaudar fondos de parte de los fans, usado tanto por amateurs como por profesionales. En este caso, los chicos de TNND Project se plantearon como meta asfaltar el camino para la realización en 2015 de la secuela de “Doctor Who: El Mundo Imperfecto”. El Día de la Madre nos presenta el primero de una serie de 6 minisodios (o webisodios) que tendrán como colofón final dicha secuela. Tras 51 apoyos y más de 1500 euros de recaudación, por fin podemos disfrutar el impresionante resultado.

“¿Qué hay, piratillas?”

Un cartel con el título “El Día de la Madre” sobre un fondo de nubes de nebulosas alegremente coloreadas y la clásica sintonía del Doctor, que aún no sé si está hecha con sintetizador o con celemín, nos da la bienvenida al episodio. La primera escena nos sitúa en la nave pirata M4kra, donde sus tripulantes acaban de robar algo, que no se especifica, y reciben el mensaje de que han sido alcanzados. El capitán, que recuerda un poco al capitán Malcolm Reynolds de la Firefly, se muestra sorprendido ante tamaña afrenta. Una puerta se abre y aparece el Undécimo Doctor, que no se encuentra muy adulado por el recibimiento, ya que pistolas y cuchillos apuntan directamente a su cabeza. Tras mucha palabrería propia del Doctor, una buena introducción de Clara Oswald y unos cuantos meneos del destornillador sónico, consiguen deshacerse de los piratas. Entonces, Clara le pide un favor al Doctor, algo a lo que nuestro héroe no está dispuesto a ceder…en principio.

Si pero... ¿Doctor Quién?

Este es el resumen de la propuesta que nos llega hoy mismo a nuestros ordenadores, tablets, móviles, y demás dispositivos con conexión a internet. Con un cuarto de la duración de su predecesor, pero  con la misma calidad y originalidad,  “El Día de la Madre” cumple con todo lo que se esperaba de él, y lo supera. Para empezar, el carácter de los personajes. Carles Quero imprime con solvencia la esencia del Undécimo Doctor que viéramos en Matt Smith. El excéntrico Señor del Tiempo nos llena el cerebro de rápidos diálogos cargados de detalles, dónde cada una de las frases tiene un peso concreto en la trama y, en definitiva, un digno heredero del personaje ya desaparecido. En cuanto a La Chica Imposible, María Cegarra vuelve a prestarnos sus dotes de actriz, dándonos una Clara Oswald natural, carismática y espontánea, más madura que en su anterior trabajo. El segundo punto fuerte, sin salirnos de la línea de los personajes, es su caracterización. Comentaba Sergi Páez, director del corto, en su anterior entrevista para Papel Psíquico con motivo de “El Mundo Imperfecto” que Quero “hasta se  había comprado el traje del Undécimo”, y se nota que no es la primera vez que se lo enfunda. En la contraparte femenina, nos encontramos no solo con el atuendo que recuerda a las primeras apariciones de Clara, sino que Cegarra sabe imprimirle gestos y posturas resultantes de un más que exhaustivo estudio del personaje original. Como tercer punto fuerte el guion, sólido e interesante, que deja entrever el inicio de la trama y  que utiliza el cliffhanger final para dejarte con ganas de más. Mención especial merecen los señores Marc Arambudo y Alberto Paz, encargados de sonido y música respectivamente, por su sobresaliente trabajo en este corto.


El Doctor de los 80! Guiños, guiños everywhere 

Es difícil encontrar guiños en apenas 10 minutos de episodio, pero sin embargo “El Día de la Madre” está cargado de ellos, no solo a la propia serie, sino también se respira dentro del M4kra un extraño ambiente ochentero. Los guiños a la serie son lógicos, apareciendo de vez en cuando una frase, un nombre, que funciona como nexo entre lo que estás viendo y lo que ya viste en la BBC. Estos detalles son los que evitan la solución de continuidad con la serie central, lo que le dice a tu subconsciente “ey, esto no es un corto cualquiera, esto es Doctor Who”, ya que ataca con eficiencia a tu lado de fan. Sin embargo, para un niño criado en los 80, encontramos también otros detallitos que, intencionado o no, tiran de nostalgia, como puede ser una aspiradora colocada en una parte de la nave de esas que tenía tu madre en casa gris y negra, pantallas de ordenador antiguas de tubo catódico, de esas que tenía tu 386, o alguna pieza de música hecha con lo que parece un teclado MIDI, que puede recordarte a las aventuras gráficas de Lucasarts de esas que te mantenían horas despierto frente al ordenador (sinceramente, si todo esto solo son imaginaciones mías, no quiero saberlo, soy más feliz pensando que están ahí por deseo de los creadores).

Una de las cosas que más me han gustado es la incorporación de gags, vocabulario, etc.  propios de la cultura local. El hecho de no simplemente duplicar, sino adaptar, es lo que convierte una simple imitación en una interpretación original, y es lo que, para la opinión de este humilde redactor, da el retoque final de calidad al corto y que espero que siga así en las futuras entregas.

Resumen

“El Día de la Madre” es un episodio muy interesante. Un guion bastante sólido se suma a los actores , que transmiten todo lo que deben transmitir, son unos Undécimo Doctor y Clara Oswald bastante convincentes. Los diálogos y la música están bien equilibrados en cuanto a volumen y esta última aparece donde tiene que aparecer (además de los créditos, donde espera un pequeño regalo musical). En definitiva una aventura hecha por fans para ser disfrutada por fans del Doctor, un homenaje de despedida desde el sur de los Pirineos a la figura del Undécimo, que nos ha acompañado durante tantos capítulos y, por supuesto, un recuerdo para nuestras madres. Yo ya espero con ansia el segundo capítulo.

Feliz Día de la Madre a todos!


REVIEW de Montse García



Aunque la trama principal parezca el enfrentamiento del Doctor y Clara con unos piratas del espacio, esto no es así. Para mí la verdadera trama de este episodio es la relación de Clara al Undécimo. Este episodio, al igual que el anterior “Esas horas de la noche”,  intenta recoger lo mejos de los dos showrunners  principales de Doctor Who, Steven Moffat y R T Davies, y reflejarlo en el guión, acción e intimidad en la trama, todo en uno.

Antes de entrar a analizar el minisodio he de destacar el gran trabajo de caracterización y de vestuario de Erik Salcedo de todos los personajes, destacando Kyrnil Roh, interpretada por Loel·la Piccola o el vestuario de Undécimo, o esas armas de los piratas con un toque tan steampunk. Y de la TARDIS ni hablemos. Todo el equipo: Marc, Marta, Erik, Aitor… y el resto (no quiero dejarme a ninguno, pero de alguno no conozco los nombres) han hecho un trabajo fantástico y sensacional.

Pero lo que verdaderamente destacaría es la relación del Undécimo y Clara. La química entre Carles Quero y María Cegarra se destila por doquier, fuera y dentro de la obra.

Carles Quero es un actor con una gran personalidad, que se enfunda en el papel del Undécimo como un guante. María Cegarra nos muestra una Clara muy segura de si misma, sencilla y con una gran simpatía y naturalidad.

Estuve en el plató durante el rodaje y puedo decir que la complicidad entre Carles y María era total. Fuera de la grabación bromeaban, reían, hablaban… Cuando se oía la palabra acción era como si la esencia del Undécimo y Clara bajasen sobre los actores cual Espíritu Santo y se les transformaba hasta el semblante.
A los ojos de Carles asomaba esa tristeza vieja e infinita de eones del Doctor y su rostro se afligía con un rictus de pena cuando le decía a Clara que no era posible lo que le pedía porqué no quería dañar a nadie más. El peso de la culpabilidad era evidente.



María, o Clara, parecía desdichada, pero luego consolaba al Doctor y lo volvía a salvar de su pesadumbre siendo otra vez su Chica Imposible.

Las réplicas mutuas, los cambios de posición alrededor del set, la eterna repetición una y otra vez de la misma escena para poder hacerla bien y grabarla desde diferentes ángulos,… todo, todo fue una gran lección de profesionalidad.

En conclusión: yo no soy entendida en cine, una cosa me gusta o no me gusta, y nunca había visto una grabación, pero puedo decir que todo lo que vi ese día en el rodaje y el posterior resultado es un gran ejemplo del saber hacer, de la profesionalidad y de las ganas de trabajar de este gran equipo que son la gente de Vision Factory. Lo vuelvo a repetir: ¡Ya quisiera la BBC un equipo como este!

Y agradecer a Sergi Páez y a todos ellos el recibimiento y la atención que demostraron en todo momento.

Minisodio Doctor Who: El día de la madre









Por Guillermo Bermudez y Montse Garcia para Papel Psíquico
Doctor Who España


EPISODIOS ONLINE POR TEMPORADAS (VOSE, CASTELLANO, LATINO) EN HDFULL:  


Temporada 1 Temporada 2 Temporada 3 Temporada 4 Temporada 5 Temporada 6 Temporada 7 Temporada 8 Temporada 9 Temporada 10 Especiales