Opiniones de Into the Dalek Doctor Who

03 septiembre 2014
Hoy toca presentar las reseñas de algunos de nuestros colaboradores sobre el segundo episodio de la Temporada 8 de Doctor Who "Into the Dalek". Hay diversidad de opiniones como siempre. ¿Estáis de acuerdo? ¡Vamos a allá! Puede contener spoilers.

Montse Garcia

Este nuevo episodio nos vuelve a enfrentar al Doctor con sus viejos enemigos los Daleks dando un nuevo giro de tuerca: ¿Qué pasa si un Dalek se vuelve bueno?

No hace falta que mencione su antecedente, la película “Viaje alucinante” (1966), e incluso si me apuráis “El Chip prodigioso”(1987) o "Cariño, he encogido a los niños". Incluso hacen un chiste sobre ello cuando el Doctor comenta “se podría hacer una película sobre ello” (no diré nada del proctólogo).
El personaje de Danny Pink de momento un poco sensiblero, pero ya vemos por donde evolucionará con ese pasado militar que tiene. Muy buena química con Clara.

Este capítulo me recordó a “Dalek”. El Doctor sigue sintiendo odio hacia sus sempiternos enemigos y Clara tiene que meterlo en vereda con un buen bofetón. Hay también muchas referencias a la serie clásica (cuando el Doctor dice que estuvo en Skaro,…).

Impresionante la escena cuando salen del módulo de miniaturización a través del ojo del Dalek. Y en esta reseña he de decir ya definitivamente que Peter Capaldi me tiene ganada como el Doctor. He caído rendida a sus pies. Hay actores que nacen para un papel y este está claro Capaldi tenía que ser el Doctor. Gran actuación cuando se mete en la mente de Rusty, cuando quiere expandir su cerebro, hacerle ver que tiene un alma. “Eres un buen Dalek” le dice Rusty, otro bofetón.

Tenemos a un Doctor frustrado y triste. Esto enlaza con la pregunta del principio “¿Soy un buen hombre”? Se alza a lo más alto, como un dios, para volver a caer cuando el Dalek ve el interior de su alma y en lo que le convierte. Aquí ya vemos cómo será este nuevo Doctor. Intenta sacar lo mejor de sí, pero un bagaje de 2000 años, con todas las guerras que ha visto, con todo lo que ha vivido, han hecho mella en él. El odio a los Daleks se ha imbrincado en su carácter, en su alma. Pero intenta ser un buen hombre, que es lo que vale. Le doy a este episodio un 9/10. A destacar (no me había fijado hasta que lo comentó mi compañero Rubén) las miradas a cámara de Capaldi. Una curiosidad que me tiene intrigada: ¿Qué escribirá el Doctor en la pizarra? ¿Qué hará Missy con todos aquellos que recoge en su cielo?



Carlos J. Eguren

Cuando terminé de ver Deep breath me embargaba la tristeza. Pensaba en lo que había sido Doctor Who, tanto en su época clásica como tras su regeneración de 2005, y sentía lástima por cómo todas las virtudes de Doctor Who se olvidaban en pos de contar siempre la misma historia, usar los mismos elementos y añadir efectos especiales y situaciones incoherentes con los personajes a cambio de olvidarse de la profundización, el mar de ideas y todo lo bueno que tenía Doctor Who en sus otras temporadas. Si bien llegado ese momento, decidí conservar las esperanzas en Peter Capaldi y su Doctor, y olvidarme de ciertas manías de Steven Moffat, cada vez más rendido a su ego y su fanservice malentendido, el que da un guiño o referencia directa pero no el que hace levantar la historia por sí mismo (y quien niegue el fanservice, ahí tenemos esa intro creada por un fan sin ir muy lejos).

Así que empecé a ver Into the dalek esperando poder librarme de ese sentimiento cansino, provocado por un par de chistes sexuales, bromas sin gracia, juegos de palabras idiotas y amenazas que ni lo eran que plagaban el primer episodio y los últimos tiempos de la serie.

Y vaya, pese a las malas críticas, no encontré un bodrio, pero por desgracia tampoco hallé un episodio que me obligase a quitarme el sombrero, más allá de la interpretación de un Peter Capaldi que me recuerda al Primer Doctor, el Sexto, el Noveno y el Décimo (se mueve entre lo odiable, lo digno de compasión y lo honorable).

Imagino que escribir sobre una serie con cincuenta años de historia sin caer en repeticiones es complicado, pero Moffat ya nos ha entregado la misma historia una y otra vez como showrunner y sus novedades no lo parecen tanto. Por ejemplo, ¿es el nuevo profesor una mezcla de Mickey, el novio de Rose, y el Watson de Sherlock? ¿Es Missy el típico personaje femenino excéntrico de Moffat, estilo Kovarian, River Song y compañía? ¿Es el capítulo un poco de Let´s kill Hitler, Dalek y la película Viaje alucinante? Me da igual los easter egg, quiero disfrutar de la serie sin acabar preguntándome cómo el Doctor no le daría una oportunidad a una soldado cuando le ha dado oportunidades a seres peores o por qué no hace ni una mención a su primer encuentro con una de las encarnaciones de Clara, curiosamente, dentro de un dalek. No hablemos ya de cosas como que Clara pase de ser canguro a profesora y volvamos a tener previsiblemente a dos profesores de “compañeros” como el Primer Doctor.

Pese a eso tenemos a un Peter Capaldi mejor que todo lo que le rodea y que levanta el espectáculo y lo sostiene el solo en medio de los tics que la serie ha adquirido en los últimos tiempos. Es él y solo él el que hace que mantengamos la esperanza.

Ah, ¿y el Dalek? Bien, aunque cuando veía antes a un dalek pensaba que íbamos a tener una amenaza monumental que cambiaría todo y eso ya no es así desde la quinta temporada, cuando su “Exterminate!” auguraba que nos toparíamos con un “buen Dalek” que solo sirve para una cosa: intentar reflejar la oscuridad creciente del Doctor.

En definitiva, como se preguntaría el Doctor, ¿es Into the dalek un buen episodio? Mi respuesta no es “no lo sé”, es un “está bien, pero espero que mejore”.



Jorge Maseda

Antes de nada, he de revelar que me encanta Steven Moffat, tanto en Sherlock como en muchos episodios de Doctor Who, no solo llama “cerebros de pudding” a los insensatos que queman continuamente su gigantesco y mordedor talento (tal vez esté teorizando), sino que su química con la frase “Tengo una muñeca vestida de azul, con su camisita y su canesú” le da pasaporte bananero para pasearse como Toby Maguire en Spiderman 3, y para enchufarnos el mismo Primperan con tenedor todas las temporadas (espero que os sepáis la famosa canción infantil). Pop pop pop, Moffat solo tiene que repasar temporada tras temporada su brazo de Memento para saber qué debe hacer, y a sus ingredientes para un éxito lleno de ricos azúcares, conservantes y hasta tomaco (solo debe poner una mujer misteriosa; River Song, Madame Kovarian, la Sta Oswald y ahora una tal Missy), se le suma ahora el episodio más absurdo e inepto que haya visto hasta entonces; Into the Dalek. La responsabilidad es de Steven Moffat, no hay más, y mira que me ha encantado “Deep Breath”. Sin duda ésta es solo mi opinión, que no salten las alarmas porque repito, me gusta el bueno de Moffat, en el 80% de los casos ha conseguido evolucionar la serie. El episodio del sábado 30 de agosto me gustó tan poco, que no me ha extrañado nada leer esta mañana que es la aventura con menos espectadores desde que Doctor Who regresó en 2005, solo 5,5 millones de fans vieron “Into The Dalek” en BBC One. Cómo duelen los peta-zetas en los ojos, más aún cuando ves tantas escenas mentecatas juntas, solo Capaldi está a la altura de algo tan sumamente malo, la imagen del Doctor hablando con la conciencia del Dalek como en esos programas nocturnos del tarot, (solo le faltó decir “Dalek, es momento de pedir ese aumento que te mereces” o “El aura de Neptuno ayudará a que te enamores pronto”) solo ha sido superado por la mala puntería de la nave Dalek, la idea de “los anticuerpos” o la escena donde podemos ver al Doctor trabajando frente al rostro del Dalek interior. ¿Dónde estaba Dennis Quaid?. Por cierto, viva Capaldi porque es un auténtico Doctor; impactante, espontáneo y audaz, cada vez me gusta más! Si, Danny Pink también pinta bien.



















Rubén Carrasco

¡Así sí! Después de la decepción que supuso para mí “Deep Breath” (no por el genial Capaldi, que creo que nos está ganando a todos a marchas forzadas), sino por toda una serie de molestias que ya expliqué la semana pasada, éste me ha gustado. “Into the Dalek”, capítulo que hace gala de la sobadísima fórmula de la ciencia ficción de “me encojo y me meto en el cuerpo de alguien” no ha sido un dechado de originalidad, pero ha sido un capítulo la mar de entretenido y me ha hecho disfrutar mucho durante su visionado.
Pero comentemos las cosas “importantes” del capítulo. Para empezar: “el nuevo”. Danny Pink me ha gustado. Su química con Clara me funciona y estoy deseando ver cómo interactúa con el Doctor teniendo en cuenta que parece un soldado atormentado, justo como él.

Por otro lado, Missy y el Paraíso. Este personaje (y su idílico mundo) me tiene lo suficientemente intrigado para querer saber más sobre su historia. Sólo espero que no empiecen a abusar de ella y la saquen en cada capítulo durante menos de un minuto. Si en el siguiente no sale, no me importará demasiado. La única reflexión que voy a hacer al respecto es: qué poco sutil que es Moffat plantando misterios. Pero bueno, es parte de su estilo. A ver con qué nos sorprende esta vez.

Respecto a Doctor, qué decir. Capaldi parece mucho más cómodo en el personaje que en el capítulo anterior y se está adaptando genial al papel. Además, me gusta esta nueva forma de estar atormentado que tiene, no tanto por algo concreto que haya hecho, sino por la acumulación de experiencias traumáticas que tiene a sus espaldas. Creo que, al final de su anterior “vida”, el Doctor ya se había hecho a la idea de que todo estaba a punto de acabar y, de cierto modo, había hecho las paces con su pasado y con el universo. Esta nueva “oportunidad” que le han dado los Señores del Tiempo parece que le tiene aún un poco desorientado, sabedor de que aún tiene muchas batallas que librar, pero estoy seguro de que no la desaprovechará. A fin de cuentas, aún le quedan cosas por aprender (como que puede haber un Dalek “bueno” o que, en el fondo, no es tan diferente a sus enemigos).

Para acabar, una última petición: llevamos dos capítulos sin una sola mención a Gallifrey. No pasa nada (no es cuestión de abusar), pero, teniendo en cuenta lo grande que es el elefante que hay en la habitación desde el especial 50 aniversario, espero que no obvien durante mucho más tiempo el hecho de que está ahí fuera y de que hay que encontrarlo.



Tamara Díaz


Lo tengo comprobadísimo. Un episodio en el que aparezcan los Daleks no me va a llamar terribiblemente la atención. Estas criaturas no tan aterradoras juegan siempre a lo mismo: a desear ser los amos y señores del universo y para ello tienen que ex-ter-mi-nar al resto de criaturas. Vamos, un A>B>C de toda la vida.

Dicho esto, tengo que decir que "Into The Dalek" me sorprendio para bien. No tanto por la trama del Dalek en si, sino por todo lo que subyace de él. Ademas de ser un poco cansinos, los Daleks son tan viejos como el propio Doctor, y por ello le conocen un poco más que nosotros. Si encima, se introducen en su mente, apaga y vámonos. Ellos son los que en ese capitulo hacen saltar la liebre de una de las grandes y mas interesantes incógnitas de la temporada: ¿El Doctor es una buena persona?

Se ha dicho que este capítulo es un homenaje a las mejores sagas clásicas Dalek y me gusto mucho comprobar las referencias al primer serial con ellos (el sonidito característico y las referencias a la radiación).

Danny Pink promete, pero promete más la misteriosa conexión que tiene con Journey Blue. Mi cabeza echa chispas pensando en universos paralelos y agujeros de gusano (y eso que las ciencias y yo...). Missy vuelve para alimentarnos con más miguitas de su importancia. ¿Averiguaremos también que es El Paraíso?

Y para acabar, tristemente vuelvo a señalar a Clara como rival más débil. Admito que puede haberse vuelto más madura en esta temporada, pero desde que sabemos porque es la Chica imposible, ya no me hace tanta gracia (¡Oswin vuelve!). Además, admito que eso de que un companion tenga vida más alla de los viajes en la Tardis... como que no.








Artículo de Montse Garcia,Carlos J. Eguren, Jorge Maseda, Rubén Carrasco y Tamy Diaz para Papel Psíquico.
Doctor Who is © BBC. 
Doctor Who España

8 comentarios

Escribir comentarios
03 septiembre, 2014 delete

Vaya panda de haters resentidos, sus criticas parecen sacadas del mitico gordo friki de la tienda de comics de Los Simpsons. ''El peor episodio de la historia'' xDD

Responder
avatar
Jairo
AUTHOR
03 septiembre, 2014 delete

La opinión mas negativa que tengo del capítulo es que cuando el Doctor cierra la brecha del Dalek dice que trabajar bajo esas condiciones climáticas es bueno para su corazón, SU CORAZÓN!!!!! EN SINGULAR!!!!!!!!

Responder
avatar
03 septiembre, 2014 delete

Me gusta esta manera de aportar las críticas, desde puntos de vista diferentes :3....aunq debo decir que adoro a Capaldi, adoro a Moffat y adoro esta temporada por clásica y oscura :3

Responder
avatar
04 septiembre, 2014 delete

Bien, cosas positivas y negativas en el episodio... Me gusta Danny Pink y me parece un poco atropellado que se le critique el personaje a Moffat (o se le alabe, cosa que no creo que pase) luego de haberlo visto tan solo unos cuantos minutos en pantalla... Cosas que en lo personal no me gustaron, fueron las flojas escenas de los soldados contra los Daleks (parecía que estaban practicando una especie de simulacro) y que el Doctor no aceptara a Journey Blue por el hecho de ser soldado. Si, se entiende que el Doctor no planee estar con un ser al que prácticamente se le ha entrenado para matar, que no sería bueno para él en el sentido en que lo es Clara (que más bien intenta sacarlo de la oscuridad que habita en su alma), pero el hecho de que Blue sea de color (aún cuando su tío es blanco) y sea rechazada por el Doctor da pie a quienes critican la serie por ser racista (sobre todo aquí en Latinoamerica).

Del resto, todo muy bien. Me gusta Missy y Capaldi (me encantó cuando habló de manera tan fría sobre la muerte del primer soldado); y me gustó mucho los escena donde Rusty le dice al Doctor que es un buen Dalek (impacto total) xd

Tengo fe en que será una buena temporada!
Saludos desde Caracas.
PD: Muy cómico el primer comentario.

Responder
avatar
Tango
AUTHOR
04 septiembre, 2014 delete

Estoy harto de los haters esnob, hay veces que me avergüenza ser whovian. Una vez le conte a un amigo que me gusta Doctor Who y parecia asustado de verme, él no tenia una buena opinión sobre el fandom. Hasta dijo que se sentia más seguro estar junto con neonazis que con whovians.

Oye Carlos J. Eugren, la era RTD fue menos original. Las mismos finales de temporada, las mismas madres gruñonas, el intento de hacer Martha una Rose 2.0 al hacerla una atolondrada enamorada en lugar de la mujer inteligente y compasiva que mostraron en su debut, me pareció racista que compararas Mickey con Danny. Jorje Masena, tu critica me pareció desagradable e irracional, ¿qué diablos fue todo eso de Dennis Quaid?

No entiendo por qué la gente dice que Moffat tiene un enorme ego, son los haters quienes lo tienen peor. Es como Christopher Nolan siendo insultado por ser egocéntrico por los fans de Batman cuando él es la persona más humilde y simpático cuando da entrevistas. Culpo a las series modernas de Disney o Nickelodeon que muestran a la gente culta e inteligente siendo humillada o insultada mientras que los tarados o idiotas son populares y admitados (como Zack y Cody), esa es una influencia dañina que a contaminado una generación de hates petulantes con aires de importancia.

A mi me gusto muhco el episodio, me gusta que exploren los Daleks de otra forma que no sea una repetida y tediosa invasión a la Tierra.

Atte. Tango

Responder
avatar
04 septiembre, 2014 delete

Tango, por alusiones, solo diré que mi comentario sobre el parecido de Mickey y Danny no pretendía ser racista (que te guste Doctor Who y seas racista no tiene sentido) y, mucho menos, se refiere a la raza. Quería referirme a que ambos son (o será, en el caso de Danny) los "novios pero no" de las compañeras del Doctor, que ambas han tenido un papel significativo para el Doctor (el Lobo Malo, entrar en la corriente temporal del Doctor) y que parece que habrá problemas entre el Doctor y Danny como los hubo con Mickey en su día. Podría decir que me recordaba a Rory, pero no lo hace por ahora. Espero que eso se haya entendido y si no mis disculpas. Un saludo.

Responder
avatar
04 septiembre, 2014 delete

El episodio no me gusto. Me costo mucho acabarlo. Lento, aburrido....eso si, me quito el sombrero ante Capaldi.Su Doctor se gano mi amor en dos episodios,cuando,el décimo tardo casi dos temporadas y el undécimo nunca me lo robo. Fue amor a primera vista.
Clara no evoluciona. Es un personaje sin vida, una marioneta. Anda, come y respira,nada más. Plano, insulso, intratable,una Amy dos.
Danny Pink puede ser un gran personaje,si se le sabe usar.

Responder
avatar
Jairo
AUTHOR
05 septiembre, 2014 delete

Tango, yo personalmente soy mas fan de RTD y no me agrada mucho Moffat en DW (En Sherlock ya es otra cosa) y cada uno tiene su opinión y la mía es que Moffat no es tan original como quieres ver, su modus operandi (por lo menos en la era Smith) era: personaje misterioso femenino (Kovarian, River y tal) companion torpe tipo cachorrito a la que hay que cuidar. matar a Rory de vez en cuando acompañándolo de chiste malo, guiones que aunque buenos, muy enrevesados de los que el mismo para salir del paso abre otra brecha mas en el universo y a tomar por saco.Wibbly Wobbly Timey.
Igualmente reafirmo que esta es mi opinión con todos mis respetos, no todos los whovians somos Haters.

Responder
avatar


EPISODIOS ONLINE POR TEMPORADAS (VOSE, CASTELLANO, LATINO) EN HDFULL:  


Temporada 1 Temporada 2 Temporada 3 Temporada 4 Temporada 5 Temporada 6 Temporada 7 Temporada 8 Temporada 9 Temporada 10 Especiales