Opiniones de Listen

17 septiembre 2014

Hoy opiniones sobre el cuarto capítulo de la octava temporada de Doctor Who: "Listen". Puede contener spoilers.

Carlos J. Eguren

¿Por qué hablamos en voz alta cuando sabemos que no hay nadie más en la habitación? ¿Hemos estado alguna vez solos en realidad? ¿Qué hay en la oscuridad o debajo de la cama que tanto nos atemoriza cuando somos pequeños? Preguntas que Steven Moffat decidió responder con el capítulo Listen, siguiendo su esquema habitual para sus adversarios más logrados: el terror que todos hemos experimentado alguna vez (el miedo al olvido, la creencia de ver algo en las sombras...) convertido en un monstruo… ¿Real?
Listen es un capítulo que se puede apreciar por su natural cambio de estilo, desde una cita fallida pasando por un siniestro orfanato (que me recordó al que tomó el Silencio mientras seguía a una pequeña River Song, ¿os acordáis?), sin olvidar el fin del propio universo; todas esas piezas parecen funcionar, pero ¿cuál es el desencadenante real? ¿Qué lleva a nuestro Doctor a pensar en que nunca estamos completamente solos? ¿Una idea fugaz o una idea que vino a su mente relacionando La Tierra Prometida con Gallifrey? ¿Recordaba su infancia y un monstruo de su niñez…?
Preguntas y más preguntas, y es que, como se ha apuntado en varios sitios web, estamos ante un capítulo desconcertante en algunos puntos de su trama (¿El Doctor no recuerda al soldado sin arma cuando lo ve entre las pertenencias de Rupert Pink en el orfanato, se ha olvidado?), quizás el que genere más debate en el futuro sea: ¿había monstruos en realidad o solo eran sueños y temores? Tal vez incluso nos acaben respondiendo más adelante si no nos basta la contestación de los últimos diez minutos en que vemos al Doctor como un ser más humano de lo que pensamos, alguien que hizo del temor su compañero, alguien que huyó durante mucho tiempo bajo el nombre del Doctor hasta que descubrió que ser El Doctor en Skaro significaba no ser un dalek y se hizo esa promesa a sí mismo, de jamás ser un cobarde, de siempre ser valiente. Por todo esto, Listen me ha recordado a La chica en la chimenea (viajes en el tiempo en torno a un personaje), Parpadeo (ese miedo irreal que no resulta ser tan... irreal) y Medianoche (¿el terror está en nuestra mente o fuera de ella?).
Steven Moffat me ha decepcionado mucho en los últimos tiempos, pero he de reconocer que le he encontrado bondades a este episodio. En Listen las piezas se mueven con una gracia que se echaba de menos en el escritor, recordando más a su época como escritor de la serie y no showrunner.
 ¿Y qué tal los personajes? Si bien Clara acapara los focos como demiurgo de toda esta saga desde El Nombre del Doctor (y esto muchos podrían calificarla como una Mary Sue, una doña perfecta), al seguidor no le quedará otra que aceptar el camino que el guionista de la serie ha deseado darle, aunque muchas veces no sea de nuestro agrado. Por ahora, cumple su papel de sufrida compañera que atravesó la corriente temporal del Doctor para marcarla para siempre.
No puedo ignorar el trabajo en un personaje como Danny y Orson Pink… ¿Por qué estamos yendo al fondo del linaje Pink? ¿Qué secretos se revelarán a lo largo de la temporada? Parece que el choque entre Pink y El Doctor será interesante, y más cuando nuestro Último Señor del Tiempo se dé cuenta de los movimientos en el destino de este personaje que han hecho durante Listen (el gran ejemplo: el soldado Dan, el héroe que no debe llevar un arma, como nuestro Doctor).
Y ya que hablamos del Doctor, obviar el trabajo de Peter Capaldi sería un insulto. Pocos actores podrían haber cogido tan rápido las riendas del Doctor y darle una entidad propia; sin duda la experiencia del actor, fan de la serie, ha conseguido que sea un Señor del Tiempo que se mueva entre la oscuridad y las ansias de conocimiento.
En definitiva, Listen es una historia sobre viajes en el tiempo que encierran a los personajes en un ciclo interminable en el que se busca aceptarnos a nosotros mismos y donde los miedos no desaparecen, ¿cómo podrían?
Al final y al cabo, como dice Clara y El Doctor en su primer serial que se rememora aquí, el miedo se hace el compañero de todos nosotros.


Rubén Carrasco 

Voy a ir al grano. Quitando la tetralogía “The Name/Night/Day/Time of the Doctor” (y teniendo en cuenta que estos capítulos son un final de temporada y tres especiales), “Listen” es el mejor capítulo que nos ha dado Doctor Who desde "A Good Man Goes to War" (emitido en junio de 2011, hace más de tres años). Pero bueno, claro, esa es mi opinión.
Esto quiere decir dos cosas (para mí). Por un lado, que los capítulos “regulares” de la serie, esos que, a priori, no tienen nada de especial por estar colocados en medio de una temporada, no han sido tan buenos como deberían en los últimos tiempos. Los ha habido realmente buenos, los ha habido regulares y los ha habido realmente flojos (o, directamente, malos); pero los capítulos geniales han escaseado bastante. Por otro lado, esto significa que hay esperanza. Como ya dejé claro en mi review, la season premiere de esta temporada no me gustó nada. Pese a eso, los capítulos que la han seguido me han parecido la mar de entretenidos y este “Listen” ha sido, simplemente, una jodida catarsis (permítaseme la hipérbole).
Me es muy difícil escribir todo lo que me transmitió este capítulo, así que tan sólo comentaré algunos detalles. Primero: Clara vuelve a ser la Chica Imposible. Ya no sólo con el Doctor, pues hemos descubierto que su visita al granero de Gallifrey (increíble la referencia al Doctor de la Guerra y a su robo de El Momento) fue esencial para definir la personalidad del último Señor del Tiempo; también “juega” con su línea temporal (y con la de Danny). Segundo: En este sentido, creo que este capítulo ha sido una manera genial de presentar a Danny. Su presente, su pasado y su futuro se entrelazan con los del Doctor y Clara hasta el punto de revelarse que viajará con ellos en breve, aunque no lo haya hecho aún, pues así lo confirma su descendiente. Si algo sabe hacer Moffat es hacer que el juego temporal, una de las esencias de la serie, sirva para definir a los personajes: River y su historia de amor inversa con el Doctor, la Chica que Esperó, las múltiples versiones de Clara y ahora esto. Moffat convierte las presentaciones de personajes en genialidades, poniendo a estos a la altura de la compleja línea temporal del protagonista (otra cosa es que luego les saque el provecho que merecen). Tercero: La trama sobre “la sombra” que todos tenemos, el ser que ha evolucionado para esconderse, ha sido realmente intensa (y malrollera). Su resolución puede haber resultado un pelín tramposa, pero nos ha permitido asomarnos a la infancia del Doctor y a un momento de vital importancia en su desarrollo (con enormes referencias a toda la historia de la serie, por una vez, utilizadas como algo más que un guiño), así que podemos perdonárselo.
Tras ver este capítulo creo que cada vez está más clara la premisa principal de esta temporada: la identidad del Doctor. ¿Quién es? ¿Es un hombre bueno? ¿O es malo? ¿Por qué es así? ¿Puede cambiar? ¿Puede enmendar sus errores?
El capítulo de la semana que viene parece que será más “ligero”. Pero ya sabemos que, con “Doctor Who”, nunca se sabe. Nos leemos en una semana.

Montse Garcia 

Que gran capítulo señoras y señoras. Ya antes de empezar la intro el Doctor nos mete el miedo en el cuerpo preguntándose por uno de las incógnitas que han acompañado al hombre desde sus orígenes: ¿Por qué hablamos en voz alta cuando estamos solos? A partir de esa conjetura Steven Moffat nos regala uno de los mejores capítulos que ha escrito en tiempo, haciendo una cosa que se le da muy bien que es jugar con nuestros miedos atávicos. Él no recurre a la explicación racional de que es un instinto de cuando vivíamos en las cavernas para que las crías no se separasen de las madres y no dejasen la seguridad que le brindaba el grupo. Él toma la directa y especula con que siempre estamos acompañados.
No hablaré ni de la cita de Clara y Danny Pink ni de los líos temporales que introduce Moffat en sus parejas. Ni de Clara ni de que me parece excepcional la evolución de esta companion (la mejor desde Donna), ni de su comportamiento tan maternal para calmar el miedo de Rupert, ni de la explicación tan fantástica que da el Doctor a lo que es el miedo (un superpoder que hace que te superes), ni a lo que había encima la cama y debajo la colcha.
Hablaré de ese giro, cuando entra en acción un Orson con un soldadito desarmado de plástico en el fin del universo. Ese Doctor enfrentándose a sus miedos para racionalizarlos hasta casi la muerte y que lo tenga que salvar precisamente el salvado.
Pero lo que me hizo dar un bote en el sofá fue a donde los lleva la TARDIS. Clara vuelve a ser esa chica imposible que salva al Doctor, esta vez cuando era sólo un niño que dormía en un granero porque tenía miedo y no quería que nadie lo viera llorar. Como Clara, como la MADRE,  le hace afrontar ese miedo, que será el motor principal de sus vagabundeos por el espacio y el tiempo, dando al Doctor una de sus rasgos principales: el miedo nos puede hacer mejores y hacer que nos enfrentemos a las cosas. El miedo, ese compañero eterno que al final es nuestro único séquito a lo largo de nuestra vida. Y un soldadito para recordárselo. Algo que al final puede volverte amable. Momento épico cuando nos enteramos de porqué el “War Doctor “va a ese granero en concreto a abrir el Momento. Volver al lugar donde pasaste más miedo para tomar una decisión que te aterroriza.
Todo esto para racionalizar el miedo más antiguo de un Señor del Tiempo: la oscuridad.
Algunas cosas a destacar: la atmosfera del episodio dentro del canon del mejor cine de terror desconociendo la cosa que nos causa esa desazón.
No se si Moffat querrá dar canonicidad a “Lungbarrow” y estamos delante de los padres del Doctor o de las personas que cuidaban de él y de sus primos tejidos en los telares genéticos de Gallifrey.
La consola de la TARDIS, donde Clara mete los dedos, con esa apariencia tan carnosa me recordó las consolas de “EXistenZ” de David Cronenberg.
El beso de Clara y Danny digno de la mejor historia de amor.
Nota: 10/10. Un episodio redondo, sin rendijas, muy bien rematado. Algo raro en Moffat últimamente.


Jorge Maseda

El mapa testimonial de “Listen” debe ser inhalado en diminutos montones, su inigualable ritmo es una reforma útil en el Señor del Tiempo, un “hombre con miedos” consciente de que la palabra “odio” se transforma en “oído” si la lees al revés; pero escucha… “la gente muy inteligente puede oír los sueños”. El episodio deja muy latente (a mi forma de entender las cosas, perdonad si me equivoco) que la Sta Oswald ¡Bendita Oswald, centinela del granero! no solo ha salvado al Doctor en múltiples momentos de su historia (The Name of the Doctor) sino que además, le inspiró a ser “un soldado sin armas” cuando éste solamente era un chiquillo tembloroso en su cama, aún estudiante de La Academia. “¿No te ha dicho nadie... que el miedo es un superpoder? El miedo puede hacerte más rápido, más inteligente y más fuerte. Y un día, volverás a este granero, y ese día es verdad que vas a estar muy asustado”. Las lecciones que podemos absorber de “Listen” son heterogéneas, desde la capacidad de asimilar en sí mediante “embestidas” las singularidades (y jurisprudencias) del miedo, hasta la importancia de escarbar sin pala (y sin armas) en lo desconocido, buscar organismos o entidades que ha evolucionado para esconderse, al menos, en el rabillo del ojo. Desde el minuto uno, Steven Moffat ha demostrado que aún sabe hilar episodios y tramas como nadie, sin duda alguna pienso que “Listen” está a la altura de los 10 mejores episodios que puedas imaginar, ya sea por su valor histórico (es la primera vez que vemos la humilde “casa” del Doctor cuando éste era niño, y la voz de sus preocupados padres) como por su historia en sí, sin ir más lejos. Peter Capaldi está reformando lo que es el papel de Doctor, su divertida seriedad, su hambre de conocimiento y su movilidad frente a la cámara es algo muy refrescante. Para mí, una aventura de 10.

 





Tamara Díaz

Antes de hablar de Listen tengo que confesar que desde que S. Moffat comenzo como showrunner de Doctor Who (o incluso antes, con sus aportaciones como guionista) me he decantado más por él que por Davies. Las razones son muy diversas y no viene al caso comentarlas ahora, pero saco este dato a relucir porque aunque me considero defensora de su trabajo, soy muy consciente de sus fallos (en ocasiones escandalosos). El más "grave" desde mi punto de vista es la incapacidad que tiene a veces de cerrar un capítulo, que a medida que lo analizas se le ven más claramente las costuras.

Para mi alivio/sorpresa/estupefaccion, eso no paso en Listen. Y lo que es más, le salio un episodio de 10. 

Jugando con un tema tan recurrente como es el del miedo a los monstruos que nos acechan debajo de la cama a la hora de dormir, el capítulo evoluciona a mucho más; a las diferentes formas que tenemos de enfrentarnos al miedo en nuestras diferentes etapas de la vida (de niños, de adultos, en una primera cita), a las armas que utilizamos (el soldadito de Pink, la inteligencia del Doctor, la perseverancia de Clara), etc El miedo es tan universal como el propio universo y la manera de representarlo en el capitulo, llevándonos al final del mismo, me parece acertadísima.

Pero lo que ya me gano fue la escena del granero con Clara y nuestro futuro Señor del Tiempo con poco menos de 10 años. Ese gran momento representando el comienzo de todo, de los miedos del Doctor, su búsqueda de la verdad y al mismo tiempo transportándonos al 23 de noviembre de 1963, cuando en An Unearthly Child, nuestro protagonista (reencarnado en William Hartnell) dejo eso de "fear makes us companions of us all". Ese es Moffat en estado puro, el que sabe crear una trama de la nada y convertirla por méritos propios en un nuevo elemento del whoniverso.











Articulo de Carlos J. Eguren, Jorge Maseda, Montse García, Rubén Carrasco y Tamara Díaz para PSE (Papel Psíquico)
Doctor Who España

6 comentarios

Escribir comentarios
18 septiembre, 2014 delete

A mí, personalmente no me hizo gracia. Le doy un 4 por la escena de Gallifrey. Lo otro me pareció absurdo. Y una copia barata de Midnight. A ver cómo sigue desarrollando la trama de Clara....

Responder
avatar
18 septiembre, 2014 delete

Pues a mí sí me gustó, le doy un 10 porque no solo me mantuvo en la orilla de la silla todo el episodio, sino que la resolución fué perfecta. Las actuaciones impecables (me encanta Pink, el guiño de Orson a Clara *runs in the family*, y especialmente el Doctor de Capaldi.) No puedo expresar lo mucho que me gusta 12th. Un capítulo excelente con el mejor de Moffat en muchísimo tiempo, Definitivamente este capítulo está en mi top 5 de new who. :)

Responder
avatar
Tango
AUTHOR
19 septiembre, 2014 delete

Que lindo, AmeNoUzume otra vez esta diciendo tonteras sin sentido. Primero que Clara es una "Amy Pond 2" y ahora esto. Eres una molestia.

Responder
avatar
19 septiembre, 2014 delete

Señor Tango, hay una cosa llamada libertad de opinión. Puede que no estea en desacuerdo conmigo, o no.
Yo solo di mi opinión. Si no le gusta las cosas que digo, no lo lea.
No me gusto el episodio. Y ni usted ni nadie puede hacer que me guste.
Ni entiendo por que le estoy respondiendo. Gastar las palabras en usted es como hablarle a una pared.

Responder
avatar
22 septiembre, 2014 delete

Ni bien terminé de ver este capitulo vine directo acá para ver también lo habían disfrutado tanto.

Es una verdadera belleza este capitulo.

Responder
avatar
Tatu's
AUTHOR
24 septiembre, 2014 delete

Buenas a tod@s,
Listen a sido el primer capitulo de esta temporada que realmente me ha gustado, pero quiero aclarar que no me ha encantado, dicho esto querría recalcar que el argumento y el "leimotiv" del episodio son muy buenos como buenas me han parecido las actuaciones, excelente Capaldi y una Clara que aunque no ha acabado de cuajar, he notado una sensible evolución en el desarrollo del personaje, pero la parte mala en mi opinión es el ritmo en toda esta temporada he notado un tempo que a veces hace largo y aburrido el capitulo y otras veces se salta partes que habría que explotar mas, pero lo peor es la falta de ocasión a la hora de gestionar el clímax haciendo muy difícil que la historia nos sorprenda. Quiero decir que a pesar de lo dicho y que para mi Moffat abusa demasiado de algunos recursos y creo que no esta a la altura del trabajo de Capaldi, parece que esta cambiando un poco la tónica que siempre en mi humilde opinión estaba cargándose la serie, y espero que este cambio vaya a mejor y nos devuelva la calidad a la que estamos acostumbrados.

Responder
avatar


EPISODIOS ONLINE POR TEMPORADAS (VOSE, CASTELLANO, LATINO) EN HDFULL:  


Temporada 1 Temporada 2 Temporada 3 Temporada 4 Temporada 5 Temporada 6 Temporada 7 Temporada 8 Temporada 9 Temporada 10 Especiales