Cuando Doctor Who jorobó a los fans (II)

10 abril 2015






Seguimos con esos momentos de nuestra serie favorita que no fueron tan satisfactorios para los fans...

Una Missy es algo



Si cualquier escritor va a subir a un nido de avispas untado en mermelada, ese es Steven Moffat. Considerado persona non grata en algunos sectores debido a su complejo plan maestro con River Song, su siguiente truco fue diabólico. Traer de vuelta el Maestro... ¡pero cambiando él que por ella! Conseguir a Michelle Gómez, vestirla como a la propietaria de una tienda de té de estilo eduardiano, sin ofrecer ninguna explicación de cómo sucedió todo y ¡listo…! ¡Toma cucharada de aceite de ricino! El hecho de que ya existiera una adecuada versión femenina de un Señor del Tiempo en la forma de “The Rani” no significaba nada para el espinoso productor ejecutivo, al parecer. Se fue directo a la yugular.
Y en caso de que no fuera suficiente, recreó un arco del Doctor opuesto tan críptico como los flirteos de Alex Kingston. ¿Y en caso de que no fuera suficiente poner el dedo en la llaga? ¡Gómez tenía que destruir a la pobre y afable Osgood de “The Day of the Doctor!
Este movimiento sísmico salió por la puerta trasera de una encarnación ya polémica como la de Peter Capaldi y ha dejado a los tragadores de fuego de los foros hundiendo sus teclados con ira. Sólo falta esperar su regreso durante  la temporada 9 ...

¡Por favor, Señor!



La era de Peter Davison vio muchos enemigos clásicos y caras reapareciendo desde el pasado en el 20 aniversario. Uno de los más esperados era el Brigadier Lethbridge-Stewart, interpretado, desde el inicio, por el gran Nicholas Courtney. Uno de los pilares de los años de Jon Pertwee, él proporcionó la fuerza física al cerebro del Doctor y los sombreros de los fans no podrían haber estado más altos con este noble militar.
Desafortunadamente los años 80 estuvieron un poco en el lado ñoño, por lo que el “Brig” había dejado de destrozar gárgolas con balas y se dispuso a rehacer su vida enseñando en una escuela de niños en “Mawdryn Undead”. También quedaron atrapados en una de esas marcas de la casa los guiones del Quinto Doctor donde una densa y no particularmente interesante losa de la ciencia ficción le obligaba a pasearse por una nave espacial que se parecía a un hotel barato  mirando desconcertadamente.
Ese mismo año, un poco más tarde, “The Five Doctors” dio la bienvenida a Stewart de nuevo, con su gloria completamente embigotada. Era como si todo el soso asunto nunca hubiera tenido lugar, y en el “Battlefield” de Courtney de 1989, este hubiera regresado a filas. Sin embargo, esta extraña rebanada de aventura anémica permanece, enseñando lo que muchos whovians consideran una resurrección sin brillo.


Besuqueos desde el espacio


Ahora puede parecer raro, pero existió un momento en el que el pensamiento de un Doctor besando a su compañera parecía inconcebible. "No travesuras en la TARDIS" se convirtió en un mantra hacia el final de la época clásica, y a pesar de las actrices que entraban con calzador en un vestuario ligero, era estrictamente un caso de mirar pero no tocar. Dieciséis años después, esa idea se tiró por la borda. Christopher Eccleston y Billie Piper poseían una química sexual de gran alcance en los albores de NuWho, pero hubo un momento clave que sentó las bases para las travesuras consiguientes que estaban por venir. Ese momento, por supuesto, se produjo durante el período del Octavo Doctor. La Dra. Grace Holloway (Daphne Ashbrook) ayudó al recién regenerado Time Lord a conseguir su mojo de nuevo en más de un sentido.
Animado por un sentido creciente de la estabilidad mental, el dueño de un ondulado y flexible corazón llamado Paul McGann tomó el puesto de héroe de la nación en los reinos del descaro. Tal vez fueron los fuegos artificiales. Tal vez había algo en el aire de San Francisco. De cualquier manera, el extraordinario Gallifreyano se sintió extraordinariamente amoroso, y Grace se llevó el beneficio completo de su última serie de labios.
El sonido de varios millones de mandíbulas fanboy golpeando el suelo se oyeron desde un lugar tan lejano como Metebelis III.

Mi abrigo de muchos colores


Cuando Colin Baker anunció en la televisión nacional que él quería ser el actor más veterano en el papel del Doctor quizás oyó una pequeña voz en la parte posterior de su cabeza reprendiéndole  por disparar el gatillo. Si ese fuera el caso, sin duda escuchó las palabras "te lo dije" cuando su mandato llegó a un abrupto final en 1986. No tenía nada que ver con su interpretación, que sigue siendo carismática y muy subestimada en algunos círculos. Podría tener algo que ver su apariencia.
El Señor del Tiempo Peter Davison es quizás injustamente descrito como "un poco de color beige en la naturaleza", un color que en realidad llevaba en la manga. Se exigió un contraste con su sucesor. Pero ¿el indignante y juerguista productor John Nathan-Turner decidió encerrar a su galán? Incluso para los floridos 80, este estaba presionando.
Los whovians deberían haberse preguntado que,  en nombre de las partes que le faltan a Davros,   estaba pasando. ¿Baker había vagado desde el estudio Rentaghost por error? Una cosa es mostrar inclinación por el misterio tan descaradamente que cosan un signo de interrogación en su cuello, pero otra muy distinta es convertirle en un arcoíris maltratado ya que carece de sentido de la moda. Michael Grade hizo todo lo posible para convertirse en el exterminador jefe de “Doctor Who” y su cometido podría decirse que recibió un impulso para seguir con el plan temerario para hacer el ridículo estupendamente. La palabra "¡Ough!" resonaba en muchos comedores y salas mucho antes de que Homer Simpson llegara a las pantallas británicas.

La Venganza De Mole Man


La producción de un programa como “Doctor Who” sin duda puede ser un acto de difícil equilibrio. Los peces gordos están condenados si lo hacen y condenados si no lo hacen. Muchas de las cosas que hacen que los fans se enfurezcan ocurren sin intención. Sin embargo, un día, durante la preparación de la temporada del 25 aniversario de la serie, el script editor Andrew Cartmel y escritor Stephen Wyatt optaron por asomar la cabeza por encima del parapeto y hacer una gran pedorreta a los leales hombres y mujeres cuyo aire caliente mantenía el globo en alto, mientras amenazaban regularmente con hacerlo estallar.
Después de haber hecho un pobre especial de aniversario en “Silver Nemesis”, el equipo introdujo a  la semana siguiente a Whizz Kid, en “The Greatest Show In the Galaxy”. Un tipo nerd muy dueño de sí mismo, sin conciencia de lo tedioso que era, que llegó al planeta Segonax para el “Circo Psíquico” y terminó corriendo a su ídolo, el explorador espacial Capitán Cook (interpretado por T.P. McKenna). No pasó mucho tiempo hasta que el capitán fue aburrido  y todos los demás rígidos, relatando cómo había recogido varias cosas de la carrera de McKenna y generalmente divagando de un modo que ciertos espectadores encontraron cortantemente familiar.
 El personaje de Whizz Kidd fue interpretado por Gian Sammarco y se creó parea parodiar a los fans obsesivos. Cartmel y el productor Nathan-Turner habían tenido suficiente claridad y profundidad de análisis de que estaban siendo sometidos y replicaron con sorprendente ferocidad. Whizz Kid es quemado fuera de la existencia por los Dioses del Ragnarok. Si cualquier elemento tomó la forma de una peineta al fandom, este era el dígito infractor.





Hasta aquí la segunda parte de este TopTen. ¿Creéis que falta algún momento jorobante más? Os invitamos a hacer vuestras aportaciones.





Traducción y adaptación de Montse Garcia para Papel Psíquico
By Steve Palace en whatculture
Doctor Who is © BBC
Doctor Who España

5 comentarios

Escribir comentarios
Vile
AUTHOR
11 abril, 2015 delete

Lo molesto de Missy no es la gran actuación de Michelle Gomez sino la forma tan estúpida en que es introducida al mundo del Doctor y la aun mas estúpida razón por la que fue introducida, es decir, prácticamente no hacen nada con el personaje en todo el guion.
Lo siento, pero si analizamos al personaje como tal, no le llega a John Simm ni a las rodillas.

Cambiando de tema, buen articulo, era algo que le faltaba al blog desde hace rato, un momento que me colmo la paciencia a mi fue el que usaron para la portada, no había necesidad de ver la desnudes de Matt Smith en un guion del que no fue esa la peor de sus faltas.

Responder
avatar
Tango
AUTHOR
11 abril, 2015 delete

Y lo siento, Vile, pero nunca tome en serio a John Simm, era muy estilo Jim Carrey. Parecía un villano de caricatura o un fanboy que imitaba al Décimo Doctor, "The End of Time" finalmente tuvo personalidad propia pero era doloroso de ver cuando era un perro rabioso electrico. La única vez que Simm fue el Master para mi fue durante la llamada de teléfono y su reacción al descubrir que Gallifrey se había ido, pero eso no se profundizo más y fue reducido a cualquier tonto que quiere conquistar el mundo.

Me gusto Michelle, disfrute cuando asesino a la idiota de Osgood y sentí pena por ella cuando dijo que quería a su amigo de vuelta. Me gusta pensar que John Simm fue un clon mal hecho con ADN del Décimo Doctor; y que ella es la verdadera Master. Tienes que admitir que ella fue lo mejor de Series 8.

Responder
avatar
13 abril, 2015 delete

A mi me gusto missy fue lo interesante de una mediocre 8va temporada ella y capaldi fueron lo mejor

Responder
avatar
17 abril, 2015 delete Este comentario ha sido eliminado por el autor.
avatar
17 abril, 2015 delete

Estoy en desacuerdo con el 90% de lo que se dice por aquí.
No me parece para tanto lo de Missy, creo que es una buena forma de innovar y cambiar ideas, y Michelle Gomez es maravillosa actuando, está hecha perfectamente para el papel, aunque igual le hacía un poco más falta de bello facial a lo Conchita, para hacer a juego con sus otras encarnaciones jajajjaj Es genial que podamos ver transiciones de género y de sexo en la serie, es un concepto muy beneficioso porque acostumbra a la sociedad a este tipo de procesos y les hace perder el miedo más rápido. No contemplo que sea relevante contar cómo ocurrió eso, no creo que necesite explicación, e incluso me indigna qud haya gente exigiéndola como si eso fuese algo extraordinario digno de contar sólo por el mero hecho de regenerarse en otro sexo. El nombre, eso sí, me parece algo ridículo y me incomoda llamarla así, pero al menos siempre la puedo llamar Koschei.

Lo del asesinato del mostacho del Brigadier me hundió por completo, pero la verdad es que nunca me molestó el hecho de que se dedicara a ser profe de niños. Raro que estuviera enseñando mates sí, pero para indignarse con un episodio de hace treinta años, no mucho. El canon de Doctor Who es siempre difuso y aparentemente incosistente, si a uno le fastidia eso la llevará clarísima cuando se lea y se oiga otras cosas que hay publicadas por ahí. Hay que estar sobre todo abiertos a nuevos conceptos. Además, me eché mis risas con Mawdryn Dead, he de decir que me dejó muy buena impresión, y me enamoré de Turlough, así que no me puedo quejar de mucho.

Sin embargo, no entiendo de qué química sexual se habla. Nueve y Rose como mucho, como MUCHO, tenían una relación platónica durante casi toda la temporada, o romántica justito al final de ésta.

El hecho de que Peri tuviera esa vestimenta era 1) bien porque se lo mandaban, 2) bien porque quería llevar eso, lo cual está genial. En todo caso el aspecto que tuviera parecía ofrecer más favor al público másculino y a veces femenino que al protagonista en sí. Debemos recordar que el Doctor es tradicionalmente considerado asexual durante muchos años (aún lo es por algunos, de modo que se debe respetar). Pero en los últimos años. que haya formado romances con otros personajes no ha sido por otra cosa que por asuntos comerciales. El primero en hacerlo abiertamente es la película americana, por supuesto, la cual es tan mala, tan mala, tan mala que llega a ser hasta buena. No obstante, admito que me giro de repugnancia al ver Paul McGann Doctor besar sin más a una que acaba de encontrarse por un hospital. Es algo que está muy fuera de lugar y de personaje (se verá en las novelas que los tiros del octavo Doctor son mucho más ricos e interesantes que una relación de pareja).

Por último, realmente me apena el hecho de que Colin Baker, además de ser el único actor despedido de la historia de la serie, se llevara su decepción al no poder llevar la chaqueta de cuero negra que quería. Sin duda Michael Grade es un efectivo putón y palo ensartado en el ano de la sociedad.

Responder
avatar


EPISODIOS ONLINE POR TEMPORADAS (VOSE, CASTELLANO, LATINO) EN HDFULL:  


Temporada 1 Temporada 2 Temporada 3 Temporada 4 Temporada 5 Temporada 6 Temporada 7 Temporada 8 Temporada 9 Temporada 10 Especiales