Tres elementos que deberían volver a Doctor Who

04 mayo 2015
 Supongo que coincidiréis conmigo en que una serie, sea la que sea, tiene que experimentar con situaciones e ideas nuevas para avanzar y seguir llegando a su audiencia de siempre mientras que a su vez trata de captar nuevos espectadores. Sin embargo, esto puede acarrear que se pierdan algunas de las cosas que más le gustaban a los espectadores más avezados.

Yo soy el primero en decir que Doctor Who no puede vivir siempre de situaciones y enemigos del pasado, y sin embargo eso no me impide querer que algunos elementos y situaciones de ese pasado vuelvan a honrarnos con su presencia.

En estos últimos años, e incluso podríamos decir que en toda la serie moderna, la repetición de alienígenas, tanto amigos como enemigos, ha alcanzado cotas inimaginables.

La escasa diversidad alienígena me parece a día de hoy uno de los lastres de la serie. Aparte de los obligados episodios de Daleks y Cybermen cada temporada (¿no os parecen un poco cansados?) la mayoría de los enemigos son siempre humanoides. Es cierto, precisamente esta última temporada se han esmerado más y hemos visto más diversidad, y precisamente creo que esa es la pauta a seguir, menos reciclar enemigos y más monstruos que nos asombren en una única aparición y dejen un buen sabor de boca.

Precisamente eso es lo que les ha pasado a los Ángeles Llorosos, se han ido desinflando aparición tras aparición, de ser unos seres espeluznantes e intratables han acabado como meras comparsas. Si un enemigo ha de volver, tiene que hacerlo por la puerta grande, lo que en un episodio puede ser una idea magistral que se quede en la retina de todos los whovians puede llevarnos al hastío si no para de repetirse. Me pregunto si se recordaría con tanta nostalgia a los Zygon si se hubieran convertido en enemigos recurrentes en la clásica…



Sinceramente, me encantaría ver una temporada de Doctor Who moderno sin Daleks, Cybermen ni el Amo. Puede que parezca una locura, sí, pero creo que se potenciaría al máximo la capacidad del equipo creativo, y podrían salir cosas muy buenas. No en vano en la que siempre se ha considerado la Edad de Oro de la serie las apariciones de estos villanos fueron más que esporádicas, haciendo acto de presencia en tan sólo seis historias de cuarenta. Tal vez ahora con el nuevo formato de la serie esto sea impensable, pero con un poco de voluntad estoy seguro de que se nos podrían brindar grandes arcos sin necesidad de recurrir siempre a los mismos villanos.

Y al igual que me gustaría volver a ver más diversidad en los enemigos, no puedo dejar de hacer lo mismo con los amigos.

No lo voy a negar: el papel del acompañante es el del espectador, la persona gracias a la cual el Doctor se para a explicarnos la situación. Aún así, no estaría de más volver a tener a un acompañante alienígena, o un humano de otro planeta o época de la Tierra.

A decir verdad, me gustaría ver lo que ya se ha hecho en los cómics o los audios, un personaje claramente no humano. Si bien es cierto que en pantalla, por razones de presupuesto y demás sería más difícil, ya hay precedentes, como en la serie Farscape, donde prácticamente todo el elenco protagonista estaba cubierto de maquillaje y prótesis.

De todos modos, no sería necesario un excesivo maquillaje para tener un acompañante de otro planeta, no sería la primera vez que viaja en la TARDIS lo que a primera vista parece un terrícola al uso pero en realidad procede de otro sistema solar, como fueron los casos de Leela y Vislor Turlough, por ejemplo.

El hecho de tener acompañantes de orígenes más diversos no debería reflejarse tanto en su aspecto como en su actitud o conocimientos, aunque nunca están de más los “recordatorios visuales”. Creo que de este modo se podría experimentar con situaciones y tramas que la serie nueva todavía no ha podido explorar.



Esto además sería una oportunidad para que los entusiastas del universo expandido pudiéramos ver a alguno de los acompañantes que llevan varios años siendo figuras icónicas de otros medios, como Frobisher en los cómics. Asimismo, quienes sólo vean la serie tendrían la oportunidad de acercarse al susodicho universo expandido, así como de conocer a personajes que indiscutiblemente ya son parte de Doctor Who, a pesar de no haber compartido ni un solo episodio televisivo junto a nuestro Señor del Tiempo.

No es ningún secreto que ya se han usado varias ideas de audiolibros, novelas y demás en la serie, sin ir más lejos River Song está basada hasta cierto punto en Bernice Summerfield, que ha viajado con los Doctores 7º y 8º, o los premiados episodios “Human Nature” y “Family of Blood” son el argumento de una novela del 7º.

El paso que falta por dar no es, por tanto, la adaptación de personajes o guiones del universo expandido a la serie, si no una sinergia entre los distintos medios, que personajes bien establecidos en otros medios den el salto a la pequeña pantalla con su personalidad, circunstancias y vivencias intactos.

De la mano de esto vendría una vieja costumbre que no estaría de más recuperar de nuevo, que es la de hacer que personajes de la serie de épocas pasadas vuelvan durante un par de episodios para hacer las delicias de sus fans y para agrandar aún más sus leyendas.

Si bien en la serie clásica hay algún ejemplo de esto en la persona del Brigadier, que prácticamente compartió escenas con todos los Doctores clásicos, cuando mejor funcionó este recurso fue en la época en que Russell T. Davies llevaba la batuta de la serie y escribía para el 10º Doctor.



Hay personajes clásicos que merecen volver a aparecer por lo en el aire que quedó su historia, y otros que simplemente por ser grandes iconos de la serie deberían tener al menos un cameo en esta nueva era. El destino de Ace, por ejemplo, nunca ha quedado claro, y en el universo expandido hay varias explicaciones de lo que le ocurrió tras “Survival”, pero precisamente por eso no se puede considerar ninguna canon.

Por otro lado tenemos a personas como William Russell, que dio vida al primer acompañante masculino del Doctor, el profesor Ian Chesterton. El señor Russell, a pesar de su avanzada edad, goza de buena salud, y ha seguido colaborando con Doctor Who desde que dejó la serie a finales de su segunda temporada original. Se han perdido varias oportunidades de oro para hacerlo volver durante una historia, de hecho en la propia serie clásica se le intentó traer de vuelta para un serial pero por motivos que escaparon a la voluntad de ambas partes resultó imposible.

Si bien la serie no puede ni debe convertirse en un desfile de viejas glorias, el hecho de hacer estas apariciones de vez en cuando aparte de seguir dando cohesión al universo de Doctor Who evitará episodios lamentables como que el Brigadier no volviera a aparecer en la serie a pesar de las muchas veces que el Doctor ha colaborado con UNIT en la época moderna. Su aparición como Cyberman en “Death in Heaven” parece una disculpa del equipo creativo para con la memoria del intérprete.


¿Hay algo que echéis de menos en las últimas temporadas de Doctor Who? ¿Os gustaría que se volviera a hacer alguna de las cosas que se mencionan en el artículo, o sería un paso atrás para la serie? Esperamos vuestros comentarios. 


Por Jesús Torralba para Papel Psíquico
Doctor Who is © BBC
Doctor Who España


VER EPISODIOS ONLINE POR TEMPORADAS EN HDFull:   1  2  3  4  5  6  7  8  9  ESPECIALES