Opiniones de Hell Bent

09 diciembre 2015


¡¡Spoilers!!


Si aún no has visto el episodio avisamos de que puede haber spoilers.

-
-
-
-
-
-

Ya ha acabado la novena temporada de "Doctor Who" y nuestros colaboradores opinan sobre este último episodio. ¡Vamos allá!


Jesús Torralba


Tengo que admitir que “Hell Bent” no es lo que esperaba. De hecho, no es lo que nos habían prometido, se podría incluso decir que nos engañaron deliberadamente. A pesar de todo, hay que juzgar el episodio por lo que es, no por lo que pensábamos o queríamos que fuera.

El final de temporada ha añadido mucho a la mitología de la serie, pero tampoco ha obviado el pasado, habiendo tenido muchísimos guiños esta vez, más de los que voy a poder mencionar. Desde el “revertir la polaridad” del 3º, hasta el manual de uso de la TARDIS que se ve por primera vez en “The Horns of Nimon”, pasando por el sistema de castas de Gallifrey y la Matriz de “The Deadly Assassin”, el Rassilon resucitado de “The End of Time” o el granero de “Listen” y “The Day of the Doctor”.

El esperado retorno a casa del Doctor no ha podido ser más agitado, y vuelve a hacerse con el cargo de Lord Presidente con una facilidad pasmosa, arrebatándoselo al mismísimo Rassilon, que según parece no resistió todo lo bien que podría esperarse las descargas del Amo en “The End of Time Part 2”.

La toma de Gallifrey por parte del 12º es una de las escenas más potentes de la temporada y puede que de la serie entera, con nuestro protagonista negándose a conversar con nadie, ni tan siquiera al legendario Rassilon, al que exilia junto al resto del Alto Consejo en una escena que ya deja intuir el cambio que ha sufrido el Doctor en su cautiverio.

Hablando de cambios, la escena del borrado de memoria es todo lo que debió ser la de Donna en “Journey´s End”, con un Doctor comprensivo y paciente, que toma en consideración lo que Clara tiene que decir, ya que a fin de cuentas se está hablando de sus propios recuerdos y de su vida.

Dicho sea de paso, Ashildr sobraba completamente en la escena, hasta el punto de que te olvidas que está ahí porque ni siquiera se la enfoca. Lo cierto es que este personaje y su actitud de perdonavidas me han parecido lo peor de la temporada.

Si la semana pasada decía que el tema del híbrido se había erigido finalmente como el tema de la temporada, hoy me toca retractarme de mis palabras. Si bien dicho tema no ha llegado a ser esclarecido, lo que ha dejado este episodio claro es que todo el final de temporada ha girado en torno a Clara, su muerte y su relación con el Doctor. Esto dota a “Heaven Sent” de un significado más profundo, y es que nuestro Señor del Tiempo no aguantó más de cuatro mil millones de años encerrado por guardar ningún secreto, si no porque esta era la única forma de salvar a su amiga.

Esta tarea que se impone el Doctor, aparte cuatro mil millones de años y medio le cuesta su propio código moral. Como ya se intuyó en hace dos capítulos, aquí vemos a un 12º que parece una mezcla entre el Señor del Tiempo victorioso del 10º y el propio Doctor de la Guerra, al que no le tiembla el pulso a la hora de romper las Leyes del Tiempo y de incluso asesinar a un subordinado que se opone a sus planes en cumplimiento de su deber, y quién sabe a qué extremos habría podido llegar de haber encontrado más oposición en Arcadia.

Las cosas que menos me han gustado del episodio, aparte de Ashildr, como ya he dicho, ha sido la pseudosalvación de Clara, que aunque aún tendrá que enfrentarse al cuervo tiene toda una vida, o no-vida, por delante. En “Face the Raven” Clara murió por parecerse demasiado al Doctor, por tomar decisiones sin calcular bien los riesgos, y al Doctor nadie lo salva en estas ocasiones, lo único que le permite seguir adelante es la regeneración.

Al igual que me ha gustado la nueva dimensión que adquiere el episodio anterior retroactivamente gracias a “Hell Bent”, creo que “Face the Raven” era más impactante y satisfactorio sin saber lo que ocurrió entre el penúltimo y el último latido del corazón de Clara.

Esta temporada se ha convertido sin duda en una de mis preferidas de toda la serie; tiene algunos de los mejores episodios que ha dado la serie en toda su historia, y seguro que no soy el único al que le ha hecho subir al 12º en su ranking particular de Doctores preferidos.


Sólo queda ver lo que nos depara el especial de Navidad, que abre una nueva era para el Doctor, y  sólo nos queda esperar que sea tan buena como la que hemos vivido hasta ahora.



Jesús Remis

Querida Clara,

Te escribo esta carta, o más bien vuelvo a escribirte una carta, porque al fin ha llegado el momento. Si bien te enfrentaste valientemente al cuervo, eso tuvo consecuencias desastrosas para el buen Doctor. Tuvo que pasar un infierno de billones de años para volver a su planeta, y solamente para poder salvarte. Pero todos le entendemos, yo habría hecho lo mismo.

Querida Clara, gracias a ti, a la chica imposible, el Doctor ha vuelto a Gallifrey para enfrentarse no solo a su pasado, sino al futuro del planeta. Un lugar varado en los confines del Tiempo para poder aislarlo de cualquier influencia en el resto del continuo espacio-tiempo. O quizá por tu culpa, más bien, el Doctor regresa como un héroe de guerra, de La Guerra, para derrocar a Rassilon, uno de los responsables, enemigo declarado, para exiliarlo al fin.

Y aprovechando la debilidad de la creencia de un pueblo en una leyenda vaticinada por el oráculo de los claustros, el Doctor volvió a por ti, extrayéndote un latido antes de tu muerte. Pero es un Doctor enloquecido por el paso de los eones, traumatizado por la pérdida, que solo desea seguir viajando contigo, corriendo aventuras, desayunar con Moisés, inventar el submarino volador. Un loco que no puede salvarte ni siquiera llevándote al final de Todo, allí donde te acompañan solo los inmortales.

Un lugar en el que solo está Yo-Ashildr para teorizar sobre el híbrido. ¿Quién es el híbrido? ¿Qué es en realidad? Podría ser ella, o quizá el Doctor, o tal vez dos criaturas. No importa. Lo que importa es que si no hace algo, el Doctor habrá destruido el Tiempo y la realidad como la conocemos.

Y el buen y loco Doctor tiene una solución, una que ya tuvo que aplicar en una ocasión. Una que no nos gusta nada: eliminar todo recuerdo suyo en tu mente. Borrar todas vuestras aventuras, no dejar ni rastro de lo que fue, es y será para que tú, mi Clara, puedas tener una vida.

Pero, querida Clara, tú no quieres una vida, quieres la vida que has tenido con el Doctor, y una muerte que has elegido y que ya te pertenece, por eso tuviste que modificar el neuralizador. Pero el Doctor sabía que tanto si funcionaba con él como si lo hacía contigo, estarías a salvo, y por eso tuvisteis que ponerle fin, como siempre hacéis: juntos. Porque ambos sabéis que uno de los dos se tiene que ir.

Pero en este caso, al contrario de como sucedió con nuestra querida Donna, es el Doctor quien se olvidará de ti para protegerte y para proteger el Tiempo. No sin antes regalarle un momento a solas en ese restaurante americano que tantos recuerdos nos trae, no sin devolverle su vieja TARDIS y dejarle, como recuerdo de lo que fue, una preciosa canción para su guitarra.

Ahora, un nuevo Doctor surge, libre de ti, con una nueva TARDIS aún por llenar, con un nuevo destornillador sónico, pero con un vacío en su interior porque, aunque no te recuerde, sabe que faltan cosas, y lo que olvidamos siempre termina convirtiéndose en historias. Qué narices, todos somos historias al final. Sólo te daré un último consejo: no comas peras.

Te escribo esta carta, pero esta no es una carta triste, ni es una despedida en su totalidad, porque a nosotros – humanos terrenales que solamente podemos soñar con las aventuras que vosotros corréis – tampoco nos gustan los finales.


Emma F.M.

En "Doctor Who" nada es lo que parece, ya debería haber aprendido la lección a estas alturas. Me había despedido de Clara demasiado pronto sin saber que el Doctor tenía un plan para salvarle la vida, tal vez haya roto unas cuantas normas para lograrlo, pero 12th es El Doctor rebelde y debía hacerlo. Esto ha sido lo que más me gustado del último capítulo porque por muy indiferente que me fuese Clara la quería con vida. Ahora se supone que viaja con Lady Me en una TARDIS con forma de bar de carretera americano, esto es un final muy abierto, pero lo prefiero.

Respecto al regreso a Gallifrey, esperaba otra cosa, la verdad. Esperaba conocer un poco a los habitantes, saber un poco sobre ellos y las costumbres del planeta, supongo que esto era mucho pedir. Además, por una extraña razón tenía la sensación de que se encontraban en algún punto antes de La Guerra del Tiempo, pero no: es después.

De todas formas, traer de vuelta a los Señores del Tiempo es siempre una buena idea, en la etapa de Russell T. Davies me quedó claro que los mayores némesis del Doctor son precisamente ellos, lástima que les hayan sacado partido en esta ocasión, más bien han servido para dejarnos claro que se pueden regenerar en mujeres y además negras, lo chocante ha sido el maquillaje que viene con el pack. Por cierto, me sigo preguntado dónde narices está Missy, seguro que no maquina nada bueno, pero su trama se quedó colgada ahí en Skaro y jamás se supo.

Por otra parte, la forma de llegar hasta el planeta debo reconocer que también ha sido inesperada, creo que todos esperábamos que encontrase el camino con la TARDIS, pero no, tenía que ser más enrevesado y de paso sacarle partido al dial de confesiones donde hubo demasiadas muertes para mi gusto ¿Cómo llegó el dial desde Londres hasta Gallifrey? Eso no lo sabemos.

Me he dejado para el final el regreso de uno de los elementos más importantes del universo de "Doctor Who": el destornillador sónico, suponía que volvería en cualquier momento, pero no que lo haría tan pronto. La verdad es que las gafas me parecían poco prácticas para según qué cosas, el destornillador es más manejable y también útil: es la varita mágica del Doctor.

Y ahora toda esperar, otra vez, para conocer al nuevo/a companion. Lo paso mal con estas cosas por los rumores, más que nada, porque marean al personal todo lo que pueden y más, quizá sea algo intencionado, pero personalmente me agota bastante.

Próxima parada: River Song.



Montse Garcia


Este episodio es el final perfecto a la mejor temporada que ha tenido “Doctor Who” en su etapa moderna y que cierra el círculo de Clara. Porqué una companion que ha estado  presente en toda la línea temporal del Doctor (literalmente), que le ha marcado en los momentos más tempranos de su existencia,  motor de su deseo vital y que al final se convierte ella misma en una estampa del Doctor con su huida hacia adelante y su amor por el riesgo, creyendo que nada le puede hacer daño porque tiene al Doctor, pero salvando al final ella misma a ese Doctor que tenía que cuidarla, hace que vuelve a ser su “chica imposible”.

Me ha encantado esa vuelta al hogar al estilo western, ver las castas sociales de Gallifrey, el Consejo, la Matriz y a esa mujer que se emociona al ver al Doctor mientras suenan las mismas notas que se escucharon cuando el Décimo vio a la mujer que tenía que arrodillarse y taparse los ojos como un Ángel Lloroso al lado de Rassilon en “El fin del tiempo”.

Al conocerse la verdadera razón por la cual el Doctor pasó todo ese tiempo dentro del Dial de Confesión,  aguantando esa tortura impuesta por un Rassilon cobarde y cruel y  autoimpuesta por él mismo, aún hace más emotiva y épica su despedida. Él asume las consecuencias de sus actos y ese borrado de la memoria era  un reseteo necesario para que ese vagabundo espacial pueda volver a ser el que era y empezar de cero. Si no hubiera sido así estaríamos delante de un Doctor demasiado desquiciado por la pérdida y falto de unos valores que le hacen ser el “Doctor”. Seguro que lo hubiésemos visto matar más a menudo.

Eso sí, salió mejor parado que Donna, él al menos puede tener una triste canción. Aunque es curioso, el Doctor sufre un destino paralelo al de ella, la responsable de que el 12 Doctor tenga ese rostro al enseñarle en otra regeneración que todas las personas son importantes y que vale la pena  darlo todo para salvar a una sola.

Pero lo mejor de todo fue ver que quien estaba detrás de esa relación era Missy, “The Master”, la némesis del Doctor y tuvo que ser una observadora de fuera quien se lo hiciese ver a nuestro viejo héroe. Ashildr/Me fue el particular Virgilio del Doctor, aunque para avisar de que estaba allí tuviera que dar cuatro golpes. Sí, siempre son cuatro golpes…

Y como Moffat , a través de la “mujer que vivió”, deshilvana las posibles pistas para saber quién era el Híbrido, si era ella misma o era un tema recurrente en la mitología whovian desde la película de 1996, el tema de la mitad humana del Doctor Octavo . A mí personalmente no me importaría esa mezcla en los orígenes del Doctor, otros grandes héroes de la ciencia ficción son híbridos de otras especies, ¡Larga vida y prosperidad a ellos! Y de paso quedaría resuelta la fascinación del Doctor por nuestro planeta. Aunque volvemos a lo mismo, en el fondo del asunto estaba Clara.

Esa Clara que al final se convierte en lo que quería y merecía, en "Clara Who". Una Clara no muerta con una companion inmortal, que al final podrá ver el infinito, en su propia TARDIS robada con el aspecto de un bar de carretera por fuera y de una TARDIS primera y blanca por dentro. Antes de volver a Gallifrey y a su destino final, enfrentarse al cuervo. Tendrá un latido para ver todo el espacio y el tiempo.

Que se haya elegido el desierto de Utah y precisamente ese bar de carretera donde sus amigos Amy y Rory creían que iban a perder a su yerno y amigo para que el Doctor se pueda despedir con una triste canción y ella le de paz y la TARDIS una última vez dice mucho del delicado encaje de bolillos que ha sido “Face the Raven/Heaven Sent/Hell Bent” , y toda esta temporada, donde toda referencia y metarefencia  tiene un porqué, sea a la serie clásica o  a la moderna o a la propia historia.  Como ondas en el agua...

Comencemos de nuevo. A la TARDIS. Estrenamos destornillador. Nos ponemos nuestra americana doctoresca. Chasquido de dedos, se cierran las puertas. ¡River!

Gran final para una gran temporada.



Y a vosotr@s, whovians, ¿qué os ha parecido? Os invitamos a dejar vuestras impresiones en los comentarios,






Artículo de Jesús Torralba, Jesús Remis, Emma F.M.  Montse Garcia para Redvista Papel Psíquico
Doctor Who España

4 comentarios

Escribir comentarios
09 diciembre, 2015 delete

El episodio me ha encantado,salvo por una cosa:Clara y su TARDIS.¿Mi final perfecto del episodio? Clara volviendo inmediatamente a Gallifrey y Ashildr quedándose con la TARDIS. Y claro esta,el Doctor no recordando el rostro de Clara.Tampoco me gusto la explicación del híbrido.Espero que sea una cortina de humo y más adelante se vea a un híbrido bueno.

Responder
avatar
Samos237
AUTHOR
09 diciembre, 2015 delete

Muy buena review,si concuerdo con vosotros,pero ¿de verdad pensais que ha olvidado a Clara?.

Hay una linea donde dice que el sabe que las cosas que hizo con ella pero no es capaz de ponerle cara ni recordar su voz y que cuando Clara vuela con el bar dejando solo al Doctor y el ve su TARDIS pintada con el rostro de ella.

Yo creo que a libre interpretación si que consigue recordarla o ponerle cara pero sin tanto remordimiento.

¿Creéis que ahora que Rassilon ha sido expulsado buscara venganza?Tal vez descubriendo el mismo al hibrido o convirtiendose en un Ministro de la Guerra en la Tierra

Responder
avatar
09 diciembre, 2015 delete

Gracias por comentar. Tienes razón, el propio Doctor lo dice, se ha hecho una reconstrucción de la historia llenando los agujeros que deja. Se acuerda de las historias, pero no de Clara en sí.

Responder
avatar
03 febrero, 2016 delete

Si el Doctor hubiese luchado de esta misma forma cuando Amy y Rory fueron llevados al pasado, seguramente los hubiera rescatado. Hubiera preferido que Clara muriera atravesada por el cuervo con un destino mas épico y no esta suerte de deus ex machina que la dejó "vivir" terminando con ella volando por el universo en su propia TARDIS.

Responder
avatar


VER EPISODIOS ONLINE POR TEMPORADAS EN HDFull:   1  2  3  4  5  6  7  8  9  ESPECIALES