La Necesidad de los Episodios en Dos Partes

31 mayo 2013


Hay una escena maravillosa en "Hide" en la que Clara comenta al Doctor, "Todos somos fantasmas para ti" No hay velocidad durante la secuencia, no se transfieren ápices de acción, sólo dos personajes que como todos, tienen un momento para decirse las cosas. La escena solo dura un minuto y medio, pero en este fragmento tenemos una mejor idea del personaje de Clara. Nos recuerda o nos devuelve la idea del efecto que el Doctor puede tener sobre sus compañeros. Doctor Who sobresale con momentos cargados de carácter. Los diálogos, que a menudo son brillantes e ingeniosos, son uno de los mayores aspectos a destacar de la serie, pero a menudo también resultan hermosos y plácidos, como si la poesía fuera una opción más en este programa de ciencia-ficción. Sin embargo, esto suele ser más practicable cuando el espectáculo tiene un momento para respirar que, siendo una serie de viajes por el espacio con un Doctor que es correcaminos y coyote a la vez, suelen ser escasas las veces que podemos disfrutar de algo así. A pesar de que la premisa puede ser la idea más ridícula en la historia de la televisión, el crudo y armonioso diálogo entre dos personas puede ser a menudo lo más valorado. (Véase la conversación del Doctor con Wilfred Noble en aquél restaurante de "El Fin del Tiempo, primera parte"). Las palabras son la mejor arma del Doctor después de todo.

La Séptima Temporada de Doctor Who contiene un número bastante "decepcionante" de estos momentos. Justo cuando crees que el Doctor y Clara pueden detenerse un momento para charlar, el monstruo se acerca y es hora de volver a correr. Es un problema, lo sabemos. No es sólo perjudicial para el ritmo de la historia, también lo es para el propio corazón de la serie. No es precisamente un problema de mala redacción lo que tiene la culpa, ya que ambos viajeros del tiempo se complementan muy bien. No es porque la casualidad haya adelgazado en palabras durante la temporada. Es la exclusión de episodios en dos partes.

Todo el enfoque para la Séptima Temporada giraba en torno a una idea simple; crear una aventura tan alocada como vivaracha parta las presentes generaciones, transformarla en un par de muecas molonas y presentar cada episodio como un éxito rotundo lleno de emoción y complementos. Aunque aplaudo la idea de la experimentación (la ambición es la razón de que este espectáculo ha durado 50 años, después de todo) todo ésto no está funcionando para muchos fans. Cada episodio que se desmadra en acción pura y constante, a la vez desecha momentos de carácter personal. Ttodo eso resta sentido al cómputo de la aventura, ya que nunca vemos el efecto que tiene toda la acción en los personajes. Parece como si el espectáculo no se tomara un momento para, simplemente, respirar hondo y pensar "Oh, lo que hemos pasado ¿eh compañero?" y de ésta manera no es sorprendente, dado el hecho de que, a los escritores sólo se les permiten 45 minutos para meter todo el jugo del episodio dentro.



Es una idea interesante poder cambiar el formato del programa y mantenerlo de esta manera, pero hasta cierto punto. Es como si la serie Doctor Who se estuviera convirtiendo en una forma de abordar siempre al protagonista, un Señor del Tiempo que siempre está corriendo, que no se detiene jamás. Es cierto que la temporada ha evolucionado bien y que fue mejorando poco a poco, pero eso no cambia el hecho de que dos partes ya no sean importantes en un programa tan ambicioso. Doctor Who siempre ha presentado enormes ideas, tan locas como efectivas, y tratar de hacerlo todo en 45 minutos no puede ser una tarea simple para cualquier escritor. Steven Moffat desea ante todo que cada episodio sea un gran éxito de taquilla, pero al parecer, esa obsesión por cambiarlo todo "descaradamente" está generando que los epiosodios sepan cada vez más a coca cola caliente sabor Estados Unidos. El programa debe tener un momento para exhalar, para meter aire en nuestros pulmones. Eso ha sido siempre una de las mejores cosas desde que Doctor Who llegó en 2005, que el protagonista conocía bien a las familias de sus compañeras y se creaban tensiones y momentos tiernos... a la madre de Rose, a los padres y hermanos de Martha, a los abuelos de Donna ¿Donde están los padres de Amelia? ¿Donde los padres de Clara? ¿ex-novios como "perro de hojalata"? ¿Aventuras con tanto éxito como las de "Familia de Sangre"? parece que en realidad aquí está fallando algo y no es (puedo meterme en problemas por esto) por defender a Russell, si no, recuerden la Doctor Who Classic y verán lo que son aventuras hasta de nueve partes.

La disminución de los momentos "carácter a carácter" ha fracturado la conexión emocional con el público, y todo es debido a la falta de tiempo en los rodajes. Observemos a Clara Oswald, por ejemplo, Jenna-Louise Coleman es una actriz maravillosa, su sonrisa ilumina toda la escena y a menudo me recuerda a Cristina Ricci en "Casper", pero más allá de eso, no tengo problemas para escribir que nunca hemos llegado a conocer bien su personaje (ni mucho menos). Si Doctor Who simplemente nos ofreciera de vez en cuando dos partes en la misma aventura, esto resolvería todos los problemas. Con el doble de tiempo, los escritores pueden incluir lo mejor de ambos mundos, Doctor-compañera. Una gran historia puede presentarse con buen ritmo, pero necesariamente debe contener espacios para las relaciones. La trama real del episodio se puede complementar con momentos de caracteres propios. (Al igual que la grieta en el tiempo, y cómo afectó al personaje de Amy) Todo esto es cuestión de tener más tiempo para equilibrar los elementos.



No todos los episodios necesitan dos partes, por supuesto. "Hide" y "Journey to the centre of the Tardis" se han trabajado indudablemente bien con el tiempo que se les ofreció. Luego tenemos por ejemplo "The Bells of Saint John", que sin duda es un episodio que merece más de 45 minutos para ser bien representado, ya que delimitó demasiado toda la introducción de una nueva compañera. Cuando se tiene cada aventura regulada a sólo 45 minutos, el espectáculo comienza a convertirse en palabras a través de los movimientos, y parece no tomarse el tiempo suficiente para hacer que todo importe en la situación. Una vez más ha habido excepciones, pero este enfoque del tema que nos concierne hoy no ha dado resultado hasta ahora. El encanto de Doctor Who viene de los personajes y la forma en que las geniales ideas de cada historia les afectan.

Lo que nos lleva al mismo hombre. Steven Moffat ha firmado un expediente en la serie respondiendo que decide "exterminar" los episodios de dos partes porque no tiene sentido para su forma de trabajar. (y a las tradiciones de Doctor Who que les den por donde les guste).

Sin duda un escritor puede atar suficientes tramas en 45 minutos de tiempo, pero es complicado equilibrar una emoción real en la misma. Una aventura de dos partes es mucho más que una forma de entender el suspense emocional de la trama. Es una herramienta necesaria en todas las series, usada para que todo lo llevado a cabo, pueda florecer en los telespectadores. Si cada episodio no puede ser superior al tiempo establecido por la séptima temporada, lo que sucede a continuación, es que la aventura pueda ser entendida como muy "facilona" para el Doctor ("Cold War", "The Power of Three") y que el desenlace venga casi al mismo tiempo que el nudo de la trama. Además (y añadiendo más leña a ésto) el escritor debe dejar margen al final del episodio para el ya famoso "enlace a la siguiente aventura" (no nos confundamos con el next-time), que se ha instaurado de forma evidente en ésta temporada. Hay una razón por la que algunos fans creen que los episodios de Moffat han aumentado en "espectacularidad americana" y disminuido en entretenimiento o personalidad, y es que desde "El Astronauta Imposible / El Día de la Luna", es la única aventura que realmente mereció dos partes en la sexta temporada, (aunque "Un Hombre Bueno va a la Guerra" y "Matemos a Hitler" podría argumentarse como una sola si lo hubieran decidido así).



Imagínate como fan de Docto Who que "Matemos a Hitler" se hubiera convertido en una aventura de dos partes. River Song pasó de ser una asesina psicópata bien entrenada, a ser amante del Doctor en muy poco tiempo ¿no os parece? habría sido más emocionante, progresivo y natural si se le hubiera dado más tiempo para tan radical cambio. Este es un ejemplo perfecto de lo útiles y necesarias que resultan dos partes. Al añadirse otros 45 minutos, al escritor se le permite más espacio para momentos lentos. Los personajes podrían detenerse (a veces literalmente) unos segundos para reaccionar ante todo lo está sucediendo (un buen ejemplo se encuentra en "la Tierra Hambrienta" y "Sangre Fría"). Si observamos que los protagonistas se preocupan, nosotros también nos preocuparemos. Ésto se puede aplicar a "The Name of the Doctor", cuando Clara menciona Trenzalore al Doctor, éste se derrumba por unos segundos en el sofá y rápidamente se levanta para emprender el viaje con Clara hacia su propia tumba, una buena conversación y unas confesiones hubieran estado mejor ¿no os da esa sensación y necesidad al verlo?

Por supuesto, Doctor Who continúa ofreciendo una experiencia única al espectador, pero la falta de dos partes amenaza con socavar todo su potencial. Por irónico que parezca, el espectáculo necesita más tiempo.
















Fuente: Doctor Who TV (y con elaboración propia).
Traducción de Jorge Maseda para Papel Psíquico.
Doctor Who is © BBC.
Doctor Who España y Latinoamérica.

12 comentarios

Escribir comentarios
31 mayo, 2013 delete

Yo sinceramente echo de menos capítulos con dos partes, no me imagino como podrían haber hecho "El tiempo de los ángeles" y "Carne y piedra" en una sola parte, demasiados matices. Aunque también eché en falta dos capitulos de Vincent (Uno de mis preferidos).

Esperemos que al señor Moffat no se le ponga en los mismisimos no hacer mas dobles capitulos, o incluso triples, y que reaccione.

Pd: A mi los capitulos de Russell T. Davies me molan mazo, mas que los de Moffat, pero esto que quede entre nosotros jejeje

Responder
avatar
31 mayo, 2013 delete

Hola Alvaro, estoy de acuerdo contigo y lo de "El tiempo de los ángeles", esos episodios necesitan de dos partes. Y si, esperemos que Moffat recupere algo tan tradicional en la serie como son ese tipo de aventuras largas. Un saludo y gracias!

Responder
avatar
Flo =)
AUTHOR
31 mayo, 2013 delete

Muy buen artículo, y si, la verdad es que estoy de acuerdo con lo que dice. Extraño las aventuras de dos partes precisamente por eso, porque las cosas se sucedieron muy rápido en los capítulos de esta temporada y, como dijeron, eso no da mucho tiempo para desarrollar todos los aspectos de los personajes y de la trama en sí.

Espero que Moffat se de cuenta de esto y vuelva a implementarlas, al menos para los finales de temporada.

Saludos :)

Responder
avatar
Anónimo
AUTHOR
01 junio, 2013 delete


Continuar escribiendo
En "The Doctor's Daughter", un episodio tan disparate que debió ser de tres partes, Donna dijo que el Doctor "descubre civilizaciones; derrota monstruos y corre todo el tiempo". Esa es el verdadero espíritu de Doctor Who desde la era del primer Doctor, pero no fue hasta "Series 7" donde las palabras de Donna tuvieron sentido para mi y los viejos Whovians.

Moffat quiso hacer que la "segunda mitad de series 7" tuviese un homenaje o referencia a cada una de las primeras siete encarnaciones del Doctor, desde la mención de Susan al significado del nombre del Doctor que fue explorado de forma siniestra en la era del Séptimo Doctor. No "porque no tiene sentido para su forma de trabajar" como tú dices.

Es cierto que se necesitan episodios de dos partes, pero que estén bien escritas para que no sean como "The Sontaran Stratagem" / "The Poison Sky" que debió ser solo de una parte y sin mencionar que fue un insulto a UNIT, o "The Stolen Earth" / "Journey's End" que Russell T. Davies estaba tan concentrado en darle emoción que se le olvido darle una trama coherente. La primera parte de "The End of Time" fue solo dar vueltas y vueltas en que solo los últimos diez minutos fueron importantes, y la charla del 10 Doctor con Wilfred Noble solo me demostró lo narcisista que el Doctor era al comparar la regeneración con la muerte y referirse a su siguiente encarnacion como algien que no será tan bueno como él, Dios pero que ego tiene.

Sinceramente me alegro que Moffat se concentrara más en las aventuras por el tiempo y el espacio que las "relaciones domesticas" (Como decía el 9 Doctor) porque al final 10 Doctor se volvió un derrotista deprimido con complejo de mesías en sus últimos años. Y francamente me importa un bledo los padres de Amy o de Clara, dos madres odiosas abofeteando al Doctor es más que suficiente. Mickey Smith pudo ser un gran companion como Rory, pero por ser solo "un perro de hojalata/ex-novio" él termino siendo el perro faldero de Rose y un objeto de burla para 10 Doctor y no quiero volver a ver algo similar con algún novio/amigo de Clara.

The Name of the Doctor" es perfecto tal como es, porque el Doctor (de hecho, nadie cuerdo) se pondría a hablar sobre el lugar de su muerte ni Clara seria tan morbosa como para hacer que el Doctor hable/confiese lo que se siente ver tu propia tumba. Esa escena fue corta y silenciosa pero poderosa a la vez; un ejemplo al temor a la muerte que todos sentimos alguna vez y que todos preferimos ignorar.

Atte. Tango

Responder
avatar
Tosty
AUTHOR
01 junio, 2013 delete

A mi me gustan los episodios de dos partes, y espero que en la siguiente temporada haya alguno asi, pero hemos de reconocer que esta temporada a sido muy extraña en todos los sentidos y a mi me han encantado todos los episodios como los han hecho.

Tambien es cierto que soy una de esas personas que cuando les gusta una serie les gusta no importa lo que hagan, asi que no me tomeis de ejemplo.

Responder
avatar
El Team
AUTHOR
01 junio, 2013 delete

Creo que este final de temporada si debieron haberlo hecho en dos partes, primero por ser este el año del 50 aniversario y debieron dejar la emoción al limite, aunque The Name of the Doctor es un buen episodio, tal vez hubieran funcionado mejor los villanos ya que son los me parecen más flojos en el capitulo, aparte a mi me choco que el capitulo anterior el escrito por Gaiman no fue muy bueno que digamos.
Pero el 50 aniversario se supone que es la continuación de The Name of the Doctor, entonces debieron hacer tres partes, ya que el 50 es un especial, no episodio de la temporada. Y esto lo dijo Moffat cuando tanto le preguntaban sobre el episodio de aniversario 'primero se centraba en la temporada'.

Responder
avatar
Anónimo
AUTHOR
02 junio, 2013 delete

solo diré que The Name of the Doctor sin duda tuvo que haber sido un capítulo doble

Responder
avatar
Raul
AUTHOR
03 junio, 2013 delete

Justo ayer veía The Tomb of the Cybermen, el serial del segundo doctor, que como ya sabemos, en la serie clásica los seriales tenían varias partes, en este caso cuatro. Pues bien, en este serial, en el tercer capítulo, Victoria Waterfield hace una reflexión de lo que echa de menos a su padre, y también aprendemos más sobre el doctor, que explica que él recuerda a su familia siempre que quiere, y mientras tanto duermen en su mente.
Y como esto, pasa con muchos doctores clásicos, sabemos detalles sobre ellos por estas pausas.

Responder
avatar
03 junio, 2013 delete

Raul muy buen detalle, no conocía tal frase del Doctor, gracias! eso demuestra que la serie necesita pausas y momentos de reflexión.

Tango; RESPETO fervientemente tu opinión, aunque personalmente no la comparto en absoluto, bajo ningún concepto. Gracias por comentar!

Responder
avatar
Anónimo
AUTHOR
04 junio, 2013 delete

Creo que la reflexión va mas allá de episodios unitarios o en dos partes; es mas a mi entender si tenemos una serie con un argumento arco que englobe la trama de toda la temporada o aventuras inconexas de un capitulo.
Si, ya se, en la segunda parte de la 7ma temporada el argumento giro sobre Clara, pero me parece que le falto fuerza al tema y solamente en un par de episodios se le dio verdadera importancia a la cuestión. (comparemos con la incógnita de quien era River y creo que queda claro)

Marcelo

Responder
avatar
Dynara
AUTHOR
04 junio, 2013 delete

Yo también echo de menos los capítulos con dos partes; para mi gusto es en lo que falló esta segunda tanda de episodios con Clara de companion; los episodios están muy bien pero se echa de menos más desarrollo, un final más elaborado, e incluso en algunos da la sensación de que el argumento podía dar más de sí...varios de mis compañeros whovian están de acuerdo conmigo así que sí...queremos que vuelvan los episodios de dos partes siempre que se aprovechen bien, claro. Espero que Moffat recapacite y haga alguno de dos partes en la serie 8.

Responder
avatar
vader
AUTHOR
06 junio, 2013 delete

Concuerdo con mucho de lo expuesto en el artículo, aunque me resulta gracioso el hecho de que muchos quieren ahora que vuelvan los episodios de 2 partes (yo siempre he sido partidario de estos) Pero si mal no recuerdo - que a lo mejor me equivoco-, Moffat cuando se estrenó la 1º parte de la 7º, al hablar de la temporada, como que insinuó que este año no habría capis de dos partes argumentando - a parte de las pegas que puso- que los fans se habían quejado o algo asi.

Si eso es cierto, es gracioso que en teoría uno de los motivos por el que los quitase fuese "las quejas de hacer capis en partes" y ahora la mayoría piden que vuelvan xD

Repito, creo que Moffat insinuó algo de eso cuando explicó a comienzo de la 7º el motivo por el que no habría capis dobles este año, pero han pasado tantos meses que tal vez estoy confundido lol xD

Responder
avatar


EPISODIOS ONLINE POR TEMPORADAS (VOSE, CASTELLANO, LATINO) EN HDFULL:  


Temporada 1 Temporada 2 Temporada 3 Temporada 4 Temporada 5 Temporada 6 Temporada 7 Temporada 8 Temporada 9 Temporada 10 Especiales